Playas Cloacas Abiertas.

Revolucionario programa para recuperar y potenciar cuenca del Arroyo Carrasco.

El Ministerio de Defensa junto a sus pares de Interior, Mides, MTOP, MGAP, Vivienda,  Udelar, OPP e Intendencias de Canelones y Montevideo, suscribió un  acuerdo para la explotación del proyecto Cuenca del Arroyo Carrasco para  uso y gestión  y mejoramiento del Parque Roosevelt, considerado un pulmón al servicio del Área Metropolitana. Los grandes objetivos de este marco acuerdo, son asegurar el seguimiento y concreción de la articulación  de políticas en el territorio del área metropolitana de la cuenca del Arroyo Carrasco, atendiendo como aspecto prioritario el Parque Roosevelt, potenciar el uso de sus recursos de infraestructura , financieros y humanos planificando articuladamente las distintas intervenciones en la zona.
Otro de los objetivos es elaborar de forma conjunta, proyectos y programas de cooperación, los que deberán ser objeto de acuerdos complementarios donde se especificarán objetivos, modalidades, metodologías de trabajo y obligaciones de las partes.
Este acuerdo supone además recuperar y revalorizar el Parque Roosevelt en el contexto de la cuenca del Arroyo Carrasco, mejorando y elevando la calidad e vida de los vecinos que viven en esta zona de Canelones. Además se buscar promover la construcción de institucionalidad integrada de tal forma que los objetivos de este convenio tiendan a consolidar políticas continuas y permanentes de intervención en la zona.
A su vez se podrá declarar de mutuo interés el fomento y desarrollo de todas las actividades de cooperación que se identifiquen  por las partes como prioritarias y aptas para la ejecución conjunta, en beneficio del cuidado  y recuperación de los valores naturales de la zona y de la sociedad. Luego de la firma del acuerdo, se realizó una recorrida por las instalaciones y maquinaria adquirida para el desarrollo y la consolidación de políticas de reciclaje, espacios lúdicos, educativos, de inclusión social, entre las cuales se destacó el funcionamiento de una briqueteadora, una chipeadora, un apilador hidráulico, un set de juegos con calesitas y  hamacas con accesibilidad universal, cartelería educativa y diversos instrumentos y materiales didácticos para recreación además de disponer de talleres educativos. (MDN).

Aumento de población en las costas de Uruguay

Partida doble. El deterioro del Río de la Plata también afecta al océano Atlántico.El descontrolado aumento poblacional en las costas del sur de Uruguay deterioró las aguas del Río de la Plata en un extenso tramo, en el cual se confunden con las del océano Atlántico, alertan los científicos. El crecimiento no planificado de la Ciudad de la Costa, por ejemplo, tuvo efectos dramáticos.

“La zona costera y los cursos de gua dulce son ecosistemas extraordinariamente importantes, donde las acciones afectan directamente las condiciones ecológicas marinas y viceversa”, explicó a Tierramérica el profesor Omar Defeo, de la Unidad en Desarrollo de Ciencias del Mar de la Facultad de Ciencias de la estatal Universidad de la República, según publicó un informe de la agencia IPS
Defeo indicó que en lugares como la Costa de Oro, en el sureño departamento uruguayo de Canelones, “hay áreas de cría, de alimentación de aves y de mucha actividad socioeconómica”.
“Son ecosistemas que se encuentran en un equilibrio dinámico con el océano, donde hay diferentes fuentes de intercambio”, añadió.
La población de la Ciudad de la Costa, contigua a Montevideo, aumentó 93 por ciento en la década del 90, en el mayor crecimiento demográfico de América Latina en ese período.
La expansión del distrito, que hoy congrega a más de 120.000 personas, no fue acompañada de infraestructura de saneamiento ni de un plan urbano, y eso tuvo un impacto dramático en su franja costera, puntualizan los expertos. Empero, reconocen que ahora comienzan a aparecer planes para revertir la situación con asistencia de agencias multilaterales.
El biólogo Pablo Muniz, profesor adjunto de oceanología de la Facultad de Ciencias, dijo a Tierramérica que si se alteran estos ambientes, “no queda nada desde el punto de vista biológico y, al afectar los cuerpos de agua dulce que desembocan en el Río de la Plata, ello repercute negativamente en las aguas del Atlántico”.
El medio marino, que abarca océanos, mares y zonas costeras adyacentes, constituye un componente esencial para la sustentación de la vida y un valioso recurso para el desarrollo sostenible, como fue resaltado en la Primera Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, de 1992 en Río de Janeiro.
En Uruguay se reconoce la importancia marina y los especialistas alertan con “preocupación” sobre el deterioro ambiental que persiste en este ecosistema.
Uruguay tiene más de 700 kilómetros de costas sobre el Río de la Plata y el Atlántico, donde viven más de 70 por ciento de sus 3,3 millones de habitantes. En esa faja se concentran la pesca, el turismo, la navegación e industrias que suman 75 por ciento del producto interno bruto, según el informe GEO 2008: Evaluación del Estado del Ambiente en Uruguay, del cual Defeo fue coautor.

Los principales problemas son la alteración del hábitat por agentes contaminantes, la erosión, la extracción de arena y la interferencia en el transporte natural de sedimentos, agrega el estudio elaborado para el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Ministerio de Vivienda y Medio Ambiente, con apoyo de otras agencias.
El retroceso de las playas ha destruido calles y casas sobre la costa en varios de una treintena de balnearios de la zona, mientras que otros sufren el proceso contrario, de sedimentación, con las dunas invadiendo las plantas urbanas.
La desaparición de playas en Ciudad de la Costa obedece al mal manejo de las aguas pluviales que desembocan en el río y que antes quedaban confinadas en humedales hoy desaparecidos por la urbanización desordenada.
Pero las aguas del Plata no sufren sólo en la Costa de Oro. Los estudios también alertan de áreas críticas, por su contaminación orgánica y con metales pesados, como los arrastrados por el río Santa Lucía y el arroyo Pando, que corren por el área metropolitana de Montevideo, que abarca los vecinos departamentos de Canelones y San José.
Otra víctima es la bahía de Montevideo, aunque la acción de las autoridades de este departamento ha logrado reducir parte de la voluminosa carga de agentes contaminantes que aportaba el arroyo Miguelete, que cruza la ciudad.
Muniz afirmó que hoy, 10 años después de un estudio realizado por un equipo de la Facultad de Ciencias por orden de la intendencia, las descargas de plomo y cromo detectadas entonces, disminuyeron en 90 por ciento. Esa mitigación se observa en el ambiente acuático, sostuvo.
A orillas del Miguelete y del Pantanoso, otro arroyo capitalino, “había curtiembres que desechaban sus productos a base de cromo”, otras industrias y “el tráfico de navíos en el Puerto de Montevideo”, explicó Muniz, quien formó parte del equipo investigador.
Pero en los últimos cinco años “hubo una intensificación en la aprobación de leyes ambientales y en los controles del vertido de las industrias, además de la disminución de curtiembres y mejoras en el tratamiento de los efluentes”, señaló.
Pero la situación sigue siendo comprometedora para los cursos de agua dulce y la zona costera del sur uruguayo, advierte Defeo.
“Tenemos que generar estrategias de manejo integrado de las costas que sopesen los diferentes factores que las afectan. El tema amerita la presencia del Estado y la generación de políticas de largo plazo”, señaló.
El director nacional de Aguas y Saneamiento, José Luis Genta, aseguró que se intenta un mayor control ambiental del Río de la Plata.
Para eso se trabaja, dijo, en el Proyecto Protección Ambiental del Río de la Plata y su Frente Marítimo: Prevención y Control de la Contaminación y Restauración de Hábitats, en conjunto con Argentina.
Sin embargo, el director de Medio Ambiente, Jorge Rucks, reconoció que es necesario fortalecer la gestión costera.
“El manejo integrado de la relación entre el mar y la costa, afectado por el desarrollo de las actividades humanas, no lo hemos controlado con la capacidad que deberíamos, es una política que tratamos ahora de desarrollar”, afirmó.
Fuente: La República.com

 

El Instituto Uruguayo de Normas Técnicas (UNIT) certificó a Playa Honda con la Norma ISO 14.001, convirtiéndose en la sexta playa de Montevideo en cumplir con los requisitos de calidad ambiental exigidos la misma.
La audit

oría anual del UNIT, realizada entre los días 21 y 22 de enero, en la cual se revisan todos los requisitos exigidos concluyó en mantener la certificación de las playas Ramírez, Pocitos, Buceo, Malvín y De los Ingleses e incluir a la Playa Honda.
La comuna señala que Montevideo es la primera capital del mundo con playas certificadas por la Norma ISO 14.001.
La Norma UNIT-ISO 14.001 establece un conjunto de requisitos y directrices que orientan en la organización, implantación y mejora continua de los sistemas de Gestión Ambiental.
En el marco de esta certificación, la comuna capitalina recuerda a la población que, para el disfrute colectivo de las playas, está prohibido el ingreso de animales durante la temporada estival, algo que está vigente hasta el 31 de marzo próximo.
También, se exhorta a utilizar las papeleras para desechar los residuos generados; evitar los baños de inmersión dentro de las 24 horas siguientes a lluvias intensas, y respetar las señales y la cartelería dispuesta en las playas. Asimismo, señalan que no está permitido ingresar con vehículos de cualquier naturaleza salvo los autorizados.

CLAES
Obsérvese que esta medida sirve para que la IMM “recuerde” y “exhorte” a la población sobre qué hacer y no hacer en las playas. Entonces: ¿la IMM necesita pagar por la certificación de una playa para exhortar a las personas cierto comportamiento ambiental? Es más, ¿la actual gestión de la IMM solo sabe exhortar y recordar?
No sé como encararán el próximo paso; esto es, explicarle esas exhortaciones municipales a las E coli, y que estos bacilos también se comporten y no invadan la zona de baños.
Segundo:
Una certificación ISO no genera ninguna exigencia ambiental propia, sino que ésta siempre se refieren a las normas y requerimientos ambientales del país de referencia. Por lo tanto, tener una norma ISO de la serie 14 000, no implica ninguna mejoría en las exigencias ambientales. La norma ISO exige una serie de compromisos en cuanto a cuestiones como recabar información, disponibilidad, gerenciamiento, etc.
La medida, desde el punto de vista ambiental, es bastante irrelevante, y eso explica porqué Montevideo es la primera capital en tener playas certificadas: los demás ciudades no lo hacen porque es una medida que no ataca los problemas de fondo de la contaminación costera.
Eduardo Gudynas. Centro Latino Americano de Ecología Social (CLAES) in Montevideo, Uruguay (http: //ambiental.net/claes)

———————————————————————————————————————-

Hoy deciden si habilitan playas de Montevideo

Salud. Desde el 24 de febrero está vigente una recomendación de no bañarse Es la situación más crítica en 12 años Los guardavidas no fueron informados por las autoridades municipales | Estos fenómenos generan “impacto” según catedrática | Creen que plan de saneamiento IV evitará altos niveles

Por VIVIANA RUGGIERO (El País Digital)

El último muestreo realizado en las playas capitalinas arrojó valores de coliformes fecales “normales”. El Laboratorio de Calidad Ambiental continuará analizando la evolución del agua y la IMM mantiene la recomendación de no bañarse.

Las playas que continúan teniendo valores de coliformes fecales superiores al límite admitido son las playas Buceo, Miramar y Santa Catalina, que no están habilitadas para baño. El Laboratorio de Calidad Ambiental realizará hoy un nuevo muestreo y continúa analizando de cerca cómo evolucionan las aguas.

En tanto, la recomendación de la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) de no bañarse en las playas capitalinas sigue “intacta”, sobre todo ante la posibilidad de que nuevas precipitaciones causen una retracción del proceso.

“No queremos levantar la advertencia y que por un temporal pasemos nuevamente los límites y haya que volverle a pedir a la población que no se bañe. Por eso preferimos esperar a confirmar los datos obtenidos el lunes”, aseguró a El País la directora del Laboratorio de Calidad Ambiental, Gabriella Feola.

La Dirección de Meteorología pronostica para hoy algunas precipitaciones y probables tormentas aisladas, pero no se anuncia para los próximos días grandes temporales.

Según explicó Feola, la acumulación de eventos extremos produce un desbalance en la circulación de bacterias que contaminan el ambiente y no dan tiempo para recuperar la calidad del agua como en otros años. Por eso para recobrar los valores se necesitaba que no lloviera por unos días.

Además, la salinidad de las aguas, que suele aumentar en verano y disminuir en invierno, continúa “sumamente baja”. “Estos niveles indican que hay en las playas de Montevideo mucha influencia del Río Uruguay y del Río Paraná y no tanta del Océano Atlántico. También las inundaciones y las lluvias en la capital y en la Cuenca del Río de la Plata influyen y hacen que nos varíe la calidad de las aguas en esta zona del país”, agregó.

Los altos niveles de coliformes fecales sumados a la baja salinidad y a la presencia de algas son fenómenos “atípicos”, ya que desde 1998 que no se daba una situación similar. “El año pasado la salinidad era mucho mayor, había mucha influencia oceánica”, recordó.

La uno del Laboratorio de Calidad Ambiental comentó que hoy estarán prontas las muestras que se realizaron ayer ya que el proceso de análisis demanda 24 horas. “Se hace un estudio microbiológico del agua, para lo cual hay que incubar la muestra. Eso nos da la carga de coliformes fecales que es el indicador que se utiliza a nivel internacional para evaluar la bañabilidad en una playa. Además se analiza la salinidad, temperatura, turbidez y clorofila”, explicó Feola.

DÍA DE PLAYA. Una temperatura de 27°C y el cielo absolutamente despejado fue ayer el marco ideal para que los montevideanos aprovecharan su tiempo de ocio disfrutando de las playas. En la tarde, decenas de personas tomaban sol a lo largo de toda la costa capitalina y a pesar de la recomendación del municipio, niños y adultos se bañaron en las aguas de color marrón.

En las playas Ramírez, Malvín, Honda y De los Ingleses la bandera estaba de color verde; y en Buceo y Pocitos amarilla. Es que los colores de las banderas reflejan las condiciones del mar en cuanto a peligrosidad y no tiene nada que ver con el estado de las aguas.

Algunos guardavidas, que están al tanto de la contaminación de las playas “por la prensa” o “porque escucharon por ahí”, informan o responden las preguntas de los bañistas pero no tienen indicaciones específicas por parte de la IMM.

“Nadie nos dijo nada. La gente pregunta y nosotros les respondemos en base a lo que escuchamos y a lo que nos parece, porque tenemos preparación, y sabemos cuándo el agua está en mal estado”, comentó Federico Goyenola que es guardavida en la playa Ramírez.

Su compañero, Leonardo d` Halewyn, afirmó que el color del agua se ha ido aclarando lentamente en el correr de los últimos días. “Cuando llueve la playa es una mugre. Después de un temporal salimos a caminar una mañana y contamos 18 ratas muertas. Nosotros aconsejamos no bañarse pero de boca en boca porque no hay ningún tipo de indicadores para poner”, afirmó.

Según los guardavidas la gente “hace lo que quiere” porque a pesar de estar en conocimiento de la situación “chapotea en el agua como si nada”. “Cuando estuvo lleno de algas que era un asco venía gente a bañarse especialmente porque decían que hacía bien para el reuma”, aseguró Goyenola.

En la playa Pocitos, Agustina (10) miraba ayer como su hermana Micaela (7) disfrutaba de un baño en el mar. Ambas viven en el Cerro y aprovechando la linda tarde habían ido a la playa con su hermano de 13 años.

No estaban al tanto de la recomendación de no bañarse y tampoco ningún mayor de edad las alertó. “Como vimos que todo el mundo se estaba bañando no pensamos que no se podía”, comentó Agustina.

A pocos metros, Natalia (31) tomaba sol tirada en una reposeerá. Dice que nunca se baña en las playas capitalinas porque no le gustan. “Prefiero bañarme en las playas de Rocha. Pero como vivo cerca bajo y aprovecho para estar al aire libre, tomar sol y broncearme”, aseguró.

La mujer dijo que estaba enterada de la recomendación municipal y que en los últimos días no ha visto mucha gente en el agua. “Hay que tener en cuenta que empezaron las clases y eso se nota en la playa. Menos mal que esto no pasó al principio del verano”, comentó.

Un hombre que caminaba lentamente por la orilla del mar, luciendo su espectacular bronceado, aseguró que estaba informado de que las playas estaban contaminadas en Montevideo y agregó: “no me vengas con cuentos chinos. El agua de las playas de la capital está contaminada todo el año. Yo me baño igual, pero es un desastre y lo sabemos todos”, respondió con tono firme y acento italiano Yovanngelo Vario.

Dice que “su lomo” está curado de espantos y que a pesar de que el agua tenga un color feo “la disfruta”.

Riesgos digestivos y para la piel

Bañarse en aguas con valores de coliformes fecales superiores al límite puede ocasionar trastornos digestivos. Según explicó a El País Susana Cabrera, integrante de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina, la gastroenterocolitis es lo más frecuente. “Con una dieta durante unos días el problema se soluciona. Depende también del estado de salud y la resistencia de la persona porque no es lo mismo un niño que un adulto con buenas defensas”, explicó.

Además, a personas que son alérgicas les puede ocasionar erupciones en la piel o dermatitis. Según la catedrática este tipo de fenómenos siempre genera algún impacto: “aumento de las consultas en las emergencias móviles y ausentismo laboral es lo más frecuente”.

Colector “no es la causa”, dice IMM

El director de Desarrollo Ambiental de la IMM, Néstor Campal, descartó que los altos niveles de materia orgánica en las playas capitalinas tengan relación con el colector y el emisario subacuático que eliminan las aguas servidas a 2,3 kilómetros de la costa. “Desde la construcción del emisario a la fecha los valores sólo han sido afectados por condiciones climáticas. Hay una constante en el comportamiento y los valores son siempre normales, salvo algunas excepciones. Además hay una diferencia abismal en los valores de ahora con los de antes de construir el emisario”, aseguró Campal.

El jerarca descartó además que la presencia de grandes cantidades de algas en la orilla del mar sea producto de la materia orgánica que vierte en la bahía el emisario. “No existe tiempo real entre que la materia orgánica sale del emisario y llega a la playa. Es físicamente imposible que la materia alimente una colonia de algas y haga que se reproduzcan”, afirmó. La Intendencia piensa solucionar este tipo de conflictos con el plan de saneamiento IV.

“Río de la Plata” Sordos, Ciegos e Inconmovibles. Por el Dr. M. Sommer
http://www.ecoportal.net/Contenido/Temas_Especiales/Contaminacion/Rio_de_la_Plata_Sordos_Ciegos_e_Inconmovibles

Miopía “Costa y Ríos Convertidos en Cloacas (Mercosur). Por Dr. M. Sommer http://www.ecoportal.net/content/view/full/21005
———————————————————————————————————-

– Los autores de los artículos de Asociación Oceanógrafica Uruguaya son responsables de las opiniones expresadas en sus artículos.
– La Asociación Oceanógrafica Uruguaya no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus colaboradores.
– Las ideas y opiniones expresadas por los autores no reflejan necesariamente las del equipo editorial de Asociación Oceanógrafica Uruguaya.


A %d blogueros les gusta esto: