Cambio Climático (PICC) 2013: La Base Científica Física-Los Océanos”.

 “Una gran parte del Cambio Climático antropogénico es irreversible en una escala de tiempo humano, sino se frenan las emisiones de CO2”.
Climate Change 2013
Quinto Informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climá- tico  (PICC) 2013:  La Base Científica Física-Los Océanos”.
El reporte del IPCC además de poner al descubierto las valoraciones de toda una serie de fenómenos climáticos extremadamente críticos e inequívocos, permite  igualmente ver el ambiente de presión a que se ven enfrentados los expertos durante el proceso de desarrollo del informe por parte de intereses creados y de gobiernos. Estos los podemos resumir en tres líneas básicas: Un primer elemento a resaltar es la reconfirmación de lo que ya se había demostrado científicamente en el informe de 2007: el cambio climático existe, es muy grave, y ha sido causado principalmente por los seres humanos. Lo segundo a resaltar es lo que hace referencia al llamado “presupuesto de CO2” con que cuenta la humanidad para no traspasar la frontera peligrosa del 2oC, y cómo a partir de ello, se desprende no tan veladamente la apuesta de la economía verde por la geoingeniería y la bioingeniería. En tercer lugar resaltar cómo los científicos y los medios de comunicación que están luchando contra el cambio climático se ven enfrentados a dos tipos de presiones: por una lado, a un fuerte lobby de grandes empresas y de negocios y de emisarios de gobiernos que presionaron sobre los resultados del informe para tome una dirección a favor de estos intereses privados, y en por otro, al flujo de dinero donado por el gran capital a los escépticos o negacionistas del cambio climático para que desacrediten el trabajo científico de los expertos en el cambio climático.

Las siguientes son las partes del informe del PICC a destacar y con las cuales el lector debe saber:

1.- Cambio Climático Global:

El cambio climático ha venido incidiendo y cambiando el sistema climático del planeta de muchas maneras y que no tiene precedentes en los últimos cientos o miles de años. Esos cambios han afectado a todas las regiones del mundo, tanto en la tierra como en el mar. Las emisiones de CO2 inducirán a más extremas olas de calor, al aumento del nivel del mar, al deshielo y a climas extremos.

Estos cambios según lo previsto duraran siglos y para una posible limitación de los efectos se requerirá de recortes sustanciales y sostenidos de CO2.

2.- Temperaturas:

Los científicos del panel están ahora más seguros en que las tres últimas décadas han sido las más calientes en los últimos 1.400 años de historia. La temperatura global de los últimos 100 años ha alcanzado los 0,9 oC. Lo resaltable de este acontecimiento es que más del 90% de ese calor está siendo atrapado por los océanos.

El informe del panel predice que para mediados del presente siglo de continuar las emisiones de CO2 como viene aconteciendo en la actualidad habrá un aumento adicional de 1,4 a 2,6 oC. Si las emisiones de CO2 se detuvieran casi de inmediato y el CO2 fuera extraído de manera significativa de la atmósfera, el aumento para el año 2050 sería de un 0,4 a 1,6 oC.

Asimismo, los expertos predicen para los años que van de 2080 a 2100 de un aumento promedio de temperatura será de 2,6 a 4,8 oC más alta de lo que tenemos en la actualidad. En caso de que las emisiones no sean restringidas las olas de calor serán más frecuentes y más intensas.

Del mismo modo, se espera que el calentamiento de la superficie de los océanos sea más fuerte que en las zonas subtropicales y tropicales arriba de 2 oC para el año 2100. Este escenario representa una grave amenaza para los arrecifes de corales que son la fuente primaria de mucha de la vida marina.

Otro de los acontecimientos que predice el panel de manera concluyente es el colapso de la Corriente del Golfo.

3.- Los Océanos:

El nivel global de los océanos ya ha aumentado en el último siglo 20 centímetros (cm) y ese promedio de subida del nivel del agua seguirá incrementándose.

La línea de tendencia está en aumento ya que los glaciales y las capas de hielo como resultado del calentamiento global están vertiendo cientos de miles de millones de toneladas métricas de agua al los océanos cada año. Además, existe un factor que también es determinante y que contribuye al aumento del nivel de los océanos, la expansión del agua en si misma producto del calentamiento.

Las nuevas proyecciones para el nivel promedio de los mares en el periodo 2080 a 2100 son mucho mayores que las del informe del año 2007, las cuales van desde 45 a 82 cm más altos que lo que acontece ahora, en el caso de que no realice ningún tipo de esfuerzos para reducir y detener las emisiones de CO2, y lograr de esta forma reducir el nivel de los mares entre 26 a 55 cm. En el primer caso, los océanos podrían aumentar en 98 cm para finales del siglo XXI, amenazando ciudades que van desde Shanghai hasta Nueva York y dando lugar a que los huracanes y ciclones causen peores daños cuando lleguen a las costas.

Las proyecciones sobre del nivel de los océanos han sido controversiales debido a la falta de información por parte de los científicos, y de que es poco conocido, qué rápido los glaciales y las capas de hielo caerán en los mares en el futuro. Un colapso de las capas de hielo no está incluido en las estimaciones y estas podrían añadir aún más decenas de centímetros al aumento del nivel del agua.

En cuanto a que las capas de hielo de Groenlandia y de la Antártida se parte de que tardan más tiempo en derretirse, y por lo tanto, los científicos predicen una fusión y un aumento del nivel de los mares de forma continúa por siglos.

Si la temperatura aumenta de manera sostenida entre 1oC y 4 oC, las grandes capas de hielo de Groenlandia al derretirse completamente añadirían tal cantidad de agua que el nivel del los océanos alcanzarían 7 metros más de altura, los expertos del panel predicen que esto transcurría en un milenio.

La acidez de los océanos también está aumentando debido a las grandes cantidades de CO2 que los mares están absorbiendo, de continuar esta situación menoscabará uno de los  soportes más importantes de la formación de la vida marina, pero los científicos están aún evaluando en qué medida será este daño.

4.-  Capas de Hielo, Glaciares y Hielo Marino o Banquisa:

El impacto del calentamiento global es muy claro y en un promedio mucho más rápido en el derretimiento de casi todos los glaciales y de las grandes capas de hielo de Groenlandia y la Antártida. Las capas de hielo que han sido arrojadas a los mares han resultado ser por lo menos cinco veces mayor en la década del 2000-10 con relación a la década de 1990-99.  En el hemisferio norte la cubierta de nieve se ha reducido en 11% por década desde 1967; y la temperatura del suelo estacionariamente congelado, o permafrost, ha aumentado entre 2 oC y 3 oC en Rusia y Alaska.

El hielo del océano Ártico se ha derretido entre un 9% y 11% por década desde 1979, mientras que el hielo oceánico de la Antártida ha aumentado entre 1% y 2% debido probablemente a los actuales cambios climáticos.

Los científicos del panel están seguros en un 90% de que el  hielo de los mares del Ártico, las capas de nieve y los glaciares seguirán contrayéndose. Además, habrá un Ártico “libre de  hielo” en los meses de septiembre, el cual podría estar libre de hielo antes del año 2050 y las posibilidades de esto suceda son de 66%. Para el 2100 entre el 35% al 85% del restante volumen de glaciales del mundo habrán desaparecido si las emisiones de gases de efecto invernadero no se reducen. En cuanto al permafrost las posibilidades de que este se reduzca aún más a nivel mundial son del 99%.

5.- Sucesos o eventos Extremos:

El grado de seguridad es de un 90% en cuanto al incremento en el número de días y de noches más calurosas a nivel mundial, y las olas de calor se han vuelto más frecuentes, con una duración más larga en Europa, Asia y Australia. Las sequías son igualmente más frecuentes e intensas en las regiones de África y el Mediterráneo y las regiones de África occidental.

El número de eventos de lluvias más fuertes han aumentado en más regiones a nivel global. Es prácticamente seguro que la frecuencia e intensidad de los ciclones tropicales sean más frecuentes, los cuales han aumentado en Atlántico Norte desde 1970.

El informe concluye que en un 99% la frecuencia de días y noches más calientes aumentará en las próximas décadas, mientras que los días y noches fríos disminuirán. La periodicidad de las lluvias extremas es muy probable que aumente en muchas regiones pobladas.

6. – Detenimiento en Calentamiento Global:

La última década ha sido la más caliente registrada, pero aunque las concentraciones de CO2 en la atmósfera han seguido aumentando aceleradamente, pero si se realiza una comparación con relación a la cantidad de gases de efectos invernadero vertidos en este periodo, se encuentra que las temperaturas en la atmósfera y en la superficie han aumentado sólo marginalmente en los últimos 15 años. Esta situación ha conducido a que algunos sugieran que el calentamiento global se ha detenido.

El PICC rechaza estas argumentaciones a favor de que se ha detenido el calentamiento global, e informa que mientras la tendencia del calentamiento es marcadamente consistente en las últimas décadas, hay una variabilidad substancial en cuestión de décadas y llegan a la conclusión que “las tendencias sobre la base de registros cortos… en general, no reflejan las tendencias del clima a largo plazo.” (pp. 3, Summary for Policymakers, IPCC 2103). Como ejemplo claro está el promedio de calentamiento global de los últimos 15 años 1998-2012 el cual ha correspondido a un 0,05 oC [0,05 a 0,15] por década, este periodo comienza con un evento Del Niño muy fuerte, y este es menor que el promedio calculado desde 1951-2012 que fue de 0,12 oC [0,08 a 0,12] por década.

El reporte añade que el calor atrapado por los océanos por el calentamiento global acumulando el aumento de la energía almacenada en el sistema climático, lo cual representando más del 90% de la energía acumulada en periodo que va de 1971 a 2010.

7.- El “Presupuesto de CO2” con que cuenta la Humanidad:
Los expertos del PICC calculan que casi la mitad de todo el dióxido de carbono que puede ser vertido a la atmósfera en “forma segura” sin que la temperatura exceda los 2 oC, límite al cual se le ha denominado la frontera peligrosa, ya ha sido vertido a la atmósfera.

Esto es una voz de alarma y significa que los gobiernos deben actuar rápidamente para tener un cambio “razonable” que evite los 2 oC. También es probable que cerca del 40% del CO2 emitido a la atmósfera permanezca en ésta por más de 1000 años después de haberse realizado las emisiones antropogénicas.

De acuerdo con el PICC una gran parte del cambio climático antropogénico resultante de las emisiones de CO2 es irreversible en tiempo de escala escala humana, pues este cambio puede durar múltiples centurias hasta milenios, excepto en el caso de que se realice una gran remoción neta de CO2 de la atmósfera durante un periodo sostenido. Las temperaturas de la superficie permanecerán aproximadamente constante por muchos siglos después del cese total de las emisiones netas de CO2 antropogénicas. (pp. 20, Summary for Policymakers, IPCC 2103).

8.- Geoingeniería:

Los expertos informan que se han propuesto métodos tecnológicos que pretenden alterar el sistema climático para combatir el cambio climático, como la llamada “geoingeniería”. Las limitadas pruebas impiden una completa evaluación cuantitativa de la gestión de la radiación solar (GRS) y de la remoción de dióxido de carbono (RDC) y su impacto en el sistema climático. Los métodos RDC tienen limitaciones tecnológicas y biogeoquímicas de su potencial a escala mundial. Existe insuficiente conocimiento para cuantificar cuántas emisiones de CO2 podrían ser compensadas parcialmente por el RDC en una escala de tiempo de un siglo.

La modelización indica que los métodos del GRS, si es realizable, tienen el potencial para compensar un aumento de la temperatura global, pero también modificaría el ciclo mundial del agua y no reduciría la acidificación de los océanos. Si por cualquier razón el procedimiento de la GRS fuera terminado o suspendido, existe una alta certeza que las temperaturas globales de la superficie aumentarían de forma acelerada a valores constantes con un reforzamiento de gases de efecto invernadero. Los métodos tecnológicos que proponen  la RDC y la GRS conllevan efectos secundarios y consecuencias a escala mundial a largo plazo. (pp. 21, Summary for Policymakers, IPCC 2103).

9.- Cambios Abruptos:

Además, como resultado del calentamiento global existen otra serie de riesgos que conducirían a más vertidos de gases de efecto invernadero a la atmósfera como son la liberación de CO2 y de metano (CH4) a la atmósfera de las reservas de carbono producto del derretimiento del permafrost en el siglo XXI, estas emisiones añadirían aún más CO2 en el aire y que están evaluadas en un rango de 50.000 a 250.000 millones de toneladas métricas de CO2.

Es muy probable que en el siglo XXI se debilite la circulación del Atlántico meridional (Corriente del Golfo). Las estimaciones y promedios para la reducción de la corriente van del 11%  (1 a 24%) al 54% (12 a 54%). Es probable que habrá un decline de la corriente alrededor del año 2050. Un colapso de la Corriente del Golfo más allá del siglo XXI no puede ser descartado como resultado de la cantidad de calentamiento sostenido.

Una conclusión del informe del PICC 2013 que nos debe quedar claro es que le cambio climático además de ser una realidad contrastable, es una crisis de enormes, profundas e irreversibles consecuencias no solamente para la especie humana sino para todas las formas de vida que existen el planeta. E incluso si existiera la voluntad decidida por parte de los centros de poder económico y político y de los gobiernos de parar de inmediato todas las emisiones de gases de efecto invernadero y la contaminación, los daños que se han ocasionado son de tal magnitud que muchos de éstos son irreversibles e irreparables: Ya han desaparecido miles de especies animales y vegetales; y en peligro crítico extinción se encuentra un 40 % de las especies. Al planeta y los ecosistemas le tomará entre miles y millones de años lograr un balance climático para que la vida se desarrolle a plenitud. Las consecuencias de esa bomba de tiempo silenciosa que es la contaminación química y que puede ser de mayores consecuencias para la vida en el planeta, le conllevará millones  de años para lograr un posible equilibrio.

Si bien es cierto y acertado la reconfirmación por parte del PICC de que la influencia antropogénica es principalmente la causante del cambio climático, es  también necesario hacer una importante matización sobre este importante señalamiento.  En primer lugar, a un indígena de la selva amazónica, a un habitante pobre del África o a un ciudadano pobre del planeta no se puede responsabilizar de la contaminación y del calentamiento pues ellos han a penas presionado los ecosistemas y en algunos casos con una casi nula huella ecológica o con una muy baja. Mientras que cada uno de los habitantes de las naciones que se autodenominan “desarrolladas” su huella ecológica oscila entre 6  y 12 planetas. En segundo lugar, los países enriquecidos producto de opresión y a costa de la explotación de otros pueblos y países son los mayores responsables de la contaminación y del calentamiento climático global. En tercer lugar, los responsables directos de la actual crisis climática son los poderes económicos y políticos fácticos capitalistas que no tienen límites ni miramientos en la imposición del modelo económico capitalista de libre mercado, el cual está basado en el crecimiento infinito a sabiendas que el planeta es finito.

Igualmente es importante señalar cómo el capital y sus voceros buscan hacer negocio y obtener lucro de la crisis climática ─que ellos mismos han ocasionado─ a través de la llamada economía verde. Acudiendo al llamado “presupuesto de CO2” los impulsores de la economía verde tratan de imponer una serie de políticas y de planes basados en tecnologías como la geoingeniería y la bioingeniería que no resuelven la grave crisis climática, si no que por el contrario encarnan altos peligros y riesgos para los ecosistemas y graves consecuencias para la vida en el planeta. Cuando hoy, lo urgente y significativo para lograr detener y disminuir el cambio climático y el calentamiento global es suspender radicalmente las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial y terminar con el consumismo desenfrenado impuesto por la economía de mercado.

Finalmente, señalar que debido a las múltiples presiones a que se han visto sometidos los científicos, más comprometidos, del panel por parte de intereses gubernamentales, económicos y políticos, el informe del PICC no contempla mucho más abiertamente la profundidad y la gravedad de la crisis causada por calentamiento global antropogénico, pero a pesar de ello, el informe del PICC es una buena herramienta de análisis y de ayuda para el trabajo de lucha contra el cambio climático.

La presión y los chantajes por parte de poderes con intereses creados por parte de lobbies del gran capital y de diferentes gobiernos contra muchos de los expertos que participan en los estudios y la elaboración del informe del PICC, son de tal magnitud y a todos los niveles, que esta vez fueron puestos de manifiesto por voceros del PICC. Las grandes compañías están pagando a opositores y negacionistas del cambio climático para desacreditar el trabajo de los científicos del PICC. Por su parte, ante este hecho el Director de la Unidad de Implementación de las United Nations Framework Convention on Climate Change, Halldór Thorgeirsson, y quien dirige las negociaciones de las Naciones Unidas a alto nivel internacional del cambio climático, afirmó que “los científicos tendrán que estar preparados para contrarrestar los ataques de parte de los escépticos”. “Los intereses creados están pagando por el desprestigio de los científicos todo el tiempo. Tenemos que estar preparados para eso”.
Fuente: http://alainet.org/active/68113&lang=es