Preocupación por el Futuro de la Merluza

Sebastian Lopez Klarin  Dr. Sebastián Lopez Klarian

CRECE LA PREOCUPACIÓN POR EL FUTURO DE LA MERLUZA

Desde el año 2003 la especie pelágica ha tenido un notable descenso en sus capturas, registrándose el mínimo histórico en el año 2005. Hoy en día la situación está lejos de mejorar y las cifras sugieren un agotamiento del stock pesquero.

Un investigador del Laboratorio de Biología Marina de la Universidad Andrés Bello (UNAB-Chile) alertó sobre el riesgo de que las reservas de merluza común (Merluccius gayi gayi) estén camino a su agotamiento a causa de una explotación excesiva.-“Una señal de esta situación es que cada vez es más usual encontrar en las pescaderías ejemplares más pequeños de merluzas”, dijo con preocupación el científico Sebastián López.

-“Hace 50 años, la gente podía comprar una merluza de un tamaño de 70 centímetros, luego, hace 20 años, podíamos comprar en el supermercado merluzas de 50 a 60 cm; y hoy podemos ver merluzas de 30 cm o menos”, precisó el investigador.-López explicó que esto se produce porque cada vez las pesqueras están capturando ejemplares más jóvenes, los cuales incluso no alcanzan a llegar a su madurez sexual, informó el diario La Nación.”Por este motivo, no alcanzan a dejar descendencia para sostener las poblaciones futuras”, advirtió. Según López, otra consecuencia indirecta de la captura excesiva del recurso es que está cambiando sus patrones de alimentación y esto repercute en la calidad de la producción de huevos, entre otras cosas.

-“Personalmente, podemos y deberíamos empezar hablar de un agotamiento del stock pesquero de merluza común”, aseveró.-La pesca industrial de merluza a gran escala tiene mucho que ver con esto, por sus métodos de pesca y la gran capacidad de almacenaje en las bodegas de los barcos. –López sostiene que se podría encarar el manejo de la merluza común desde una perspectiva ecosistémica, con el fin de evitar su desaparición.
— “Hace 10 o 20 años, los países desarrollados comenzaron programas de este tipo con mucho éxito y ya han recuperado varias de sus poblaciones explotadas”, observó.-Por otro lado, los pescadores artesanales de la región del Maule, en la zona central de Chile, han pedido al gobierno que les aumente su cuota de pesca y disminuya la de la flota industrial, para evitar una crisis socioeconómica y el colapso de la pesquería.-La fracción industrial recibió este año una cuota de 11.116 toneladas de merluza, un 60% más que la asignada al sector artesanal.-El representante de administración pesquera de Sernapesca, Manuel Ibarra, admitió que la depredación de la merluza común ha impedido su reproducción en el litoral centro-sur del país.-“Hay una preocupación respecto de la pesquería de la merluza común, claramente tiene un problema serio de sustentabilidad para toda la macrozona en que este recurso está presente”, señaló, según informó Cooperativa.cl.  Fuente: http://www.fis.com

Pesca de Arrastre. Aniquilación Silencionsa. Por el Dr. Marcos Sommer

Proteger la biodiversidad y conocer su entorno es como hacer una póliza de seguro. Cuanto mayor sea la diversidad, mayores son los medios con los que contamos para hacer frente a las evoluciones naturales a largo plazo, como el cambio climático, o a corto plazo, como las catástrofes. La captura excesiva de depredadores simplifica los ecosistemas. En la actualidad estamos comprobando que cada vez hay más invertebrados como los camarones y los calamares. La biodiversidad también es un bien común, ya que la mar pertenece a los ciudadanos, a los peces, a los aficionados a la navegación etc. Tenemos la obligación de protegerla para las generaciones futuras. La pesca tampoco puede aislarse del resto, ya que depende del clima y de los fondos marinos. La protección de la biodiversidad no exige un cambio radical, sino muchas pequeñas acciones en diversas direcciones.

Por último la ciudadania en general debe entender que tiene una gran función que desmpeñar en la protección de la biodiversidad, de la cual además él forma parte inegrante. Se trata de su actitud frente a la naturaleza, de sus preferencias a la hora de decidir su consumo, y de su modo de vida, que tienen una influencia importante en la evolución a largo plazo de los ecosistemas. En definitiva, son los actos de miles de millones de personas los que van a decidir si se logra conservar o no la biodiversidad.

El fondo del océano está lleno de cicatrices, algo muy preocupante, ya que es ahí donde muchas especies viven y se reproducen.
La humanidad saquea su futuro.