Uruguay: “Más y mejor ciencia”.

asistencia_tecnicaSegún Rodrigo Arocena (ex Rector de la UdelaR), las ciencias de la vida serán el principal impulso del cambio técnico durante el siglo XXI, ocupando el lugar que las ciencias físicas tuvieron durante el siglo pasado. Algunas disciplinas han adquirido un papel trascendental en el esquema productivo nacional en los últimos años. Sin embargo, aún es necesario transitar caminos que le den a la ciencia en Uruguay el lugar que se merece. La desigualdad de oportunidades y remuneración entre diferentes carreras científicas, son algunas de las realidades que enfrentan los egresados de Facultad de Ciencias – UdelaR.

La Asociación de Egresados de Facultad de Ciencias (AECien), busca revertir esta realidad, promoviendo una mayor y mejor inserción laboral de profesionales científicos a nivel público, privado o a través de emprendimientos. De esta manera, se pretende abrir el espectro de posibilidades de la ciencia, tecnología e innovación fuera de la academia. Sobre la realidad profesional de los egresados de carreras científicas y el trabajo de AECien, hablamos con Matías Machado (Dr. en Ciencias Biológicas y Post-doctorando en el Institut Pasteur de Montevideo), integrante de la Comisión Directiva de la Asociación.

¿Qué perspectivas de desarrollo profesional tiene hoy un joven que estudia carreras vinculadas a la ciencia en Uruguay?

Matías-Machado-AECienSegún el censo 2012 realizado por la Facultad de Ciencias – UdelaR, el 90% de los egresados logra conseguir empleo relacionado a su formación, sin embargo, la remuneración obtenida en la mayoría de los casos es baja o no colma sus expectativas. El porqué es multifactorial y complejo, lo que hace difícil discernir entre causas y efectos. Por ejemplo, en Uruguay actualmente, hay poca investigación y desarrollo tecnológico directamente vinculado al sector productivo, lo que pone a la ciencia en un segundo plano. Gran parte del trabajo ofrecido es técnico y rutinario, mientras que el fuerte de una carrera científica es la creatividad y un marcado perfil académico. Esto pone una barrera entre lo que busca el empleador y lo que ofrece el postulante. También hay temas históricos y corporativos que restan prioridad a carreras de Facultad de Ciencias en oposición a egresados de otras Facultades a la hora de competir por un mismo puesto. A su vez, una importante fuente de empleo es la propia UdelaR, lo que pone un tope a la cantidad de cargos accesibles y posibilidades de ascenso profesional y salarial. Como contrapartida, los egresados de Facultad de Ciencias manifiestan sentirse realizados con lo que hacen. Esto último fue un aspecto especialmente destacado por los sociólogos responsables del censo, pues es más sencillo mejorar el sueldo que el gusto por el trabajo.

Por lo que sabemos, existe una gran diferencia entre las posibilidades que brindan algunas carreras con respecto a otras. ¿Cuáles son aquellas carreras que muestran una realidad de desempleo cero y aquellas donde hay problemas de inserción laboral?

La carrera con mayor salida laboral es la Licenciatura en Geología. Esto se debe a la reglamentación de la carrera en el año 2003 –mediante la Ley 17.718– y al incremento en la explotación de yacimientos minerales en nuestro país. La reglamentación de una profesión implica el reconocimiento por parte del Estado de las aptitudes de ciertos profesionales para desarrollar una actividad específica. Para los geólogos, implicó que cualquier introspección minera realizada en el territorio nacional debiera contar con el aval de dichos profesionales. Este hecho generó una gran demanda de geólogos en el mercado laboral. Por esa razón son la única carrera de Facultad de Ciencias que cuenta con una asociación, la Asociación de Licenciados en Geología del Uruguay (ALGU). La reglamentación de otras carreras está bastante más atrasada y es parte de los objetivos que ha manifestado el actual Decano de Facultad de Ciencias, Dr. Juan Cristina. Recientemente, las Licenciaturas en Biología y Geografía han cobrado relevancia en el mercado laboral por su importancia en temas ambientales. Sin embargo, hay mucha competencia con otras carreras de la UdelaR como ingeniero agrónomo o ingeniero químico. Algo similar pasa con los bioquímicos, que han perdido espacio o prioridad respecto a los químicos. Por otro lado, Licenciaturas más nuevas como Biología Humana o Física Médica carecen de una correcta difusión de sus perfiles al punto que en algunos Ministerios desconocen su formación. En términos generales, la falta de una asociación dificulta la reivindicación de los egresados como profesionales a nivel social. Sin embargo, es importante destacar que Decanato de Facultad de Ciencias ha decidido impulsar medidas para mejorar la inserción laboral de sus egresados, como ser: designar un asistente académico dedicado exclusivamente a tareas de vinculación, mejorar la articulación con la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay, y buscar asesoramiento con consultoras laborales. Esto permitió, por ejemplo, organizar el año pasado la 1er Feria de Empleo de la Facultad de Ciencias.

Muchos estudiantes de ciencias biológicas y otras disciplinas eligen radicarse en el exterior para crecer profesionalmente. ¿Qué mercados son los más elegidos frecuentemente por los egresados que emigran y qué particularidades tiene cada uno?

Es importante mencionar que la mayoría de los egresados que emigran al extranjero lo hacen para continuar su formación académica, ya sea mediante posgrados (principalmente Doctorados) o Post-Doctorados, y no para trabajar como profesionales del sector extra-académico. Esto se debe, al menos, a dos razones. Primero, la falta de reconocimiento o equivalencia a nivel regional de los títulos expedidos por Facultad de Ciencias. Dicha equivalencia habilitaría a ejercer como profesional en los países que suscriben el tratado. Sin embargo, así como la reglamentación de las carreras lleva tiempo, esto cuesta aun más, pues depende de voluntades políticas entre gobiernos. Segundo, el fuerte perfil académico y la baja disponibilidad de plazas en el ámbito local. Por ejemplo, Uruguay actualmente no cuenta con un verdadero Sistema Nacional de Post-Doctorados. La Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), que es la principal fuente financiadora, sólo ofrece este tipo de contratos para la gente que se formó en el exterior, es decir, primero hay que haber emigrado para luego poder volver. Mientras que otras instituciones como el Institut Pasteur de Montevideo, el Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable (IIBCE), etc., ofrecen un número reducido de cupos en función de sus presupuestos institucionales. Esto obliga a buscar oportunidades fuera del país. A la hora de elegir a dónde emigrar, prima el tipo de carrera, la disponibilidad de ofertas, los salarios y las posibilidades de crecimiento, siendo generalmente Brasil, Argentina, Estados Unidos o Europa los lugares mayormente escogidos.

En países como Brasil, la formación de la Facultad de Ciencias – UdelaR es muy valorada. ¿Qué trabajo ha desarrollado la Facultad en los últimos 10 años para cosechar esta reputación a nivel regional?

Esta reputación se debe al excelente nivel académico de los profesionales que se forman en la Facultad de Ciencias. Las Licenciaturas que se brindan cuentan con una currícula y exigencia casi a nivel de maestría en otros países. Sumado a esto, hay muchas posibilidades de hacer pasantías en laboratorios durante la carrera, lo que expone directamente al estudiante a problemas reales y adiestramiento práctico. Esto da un grado de madurez que realmente se nota al salir a competir o presentar trabajos fuera del país.

¿Qué posibilidades existen actualmente para que jóvenes egresados puedan emprender en ciencia y tecnología desde Uruguay, desarrollando sus propios proyectos de negocio?

Actualmente, hay más oportunidades que hace unos 10 años atrás; se cuenta con diversas fuentes financiadoras como la ANII, o incubadoras como BIOSPINN del Institut Pasteur de Montevideo. Sin embargo, faltan más experiencias y estímulo. El emprendedurismo en ciencia es todavía una novedad en Uruguay; no son muchos los ejemplos y es necesario romper con la inercia de una carrera académica, a esto se suma una cuestión de tradición sobre cómo y dónde hacer ciencia. La Facultad de Ciencias ha logrado avanzar en este tema impulsando cursos complementarios de Creación y Gestión de Empresas, pero todavía falta involucrar más a los estudiantes y egresados con el sector productivo y empresarial.

¿Cómo nació AECien y cómo se proyecta su trabajo a futuro?

La creación de la Asociación de Egresados de Facultad de Ciencias – UdelaR (AECien), a principios del año 2014, marcó un hito para los egresados de dicha Facultad, y puso fin a un período de más de 20 años de intentos de creación. En este momento estamos en vías de obtener la personería jurídica ante el MEC. Por ser una asociación muy reciente, estamos en una etapa de construcción. Está todo por hacer. Por eso empezamos trabajando en afianzar el colectivo que la integra y la legitimación como agrupación. Buscando fortalecer el perfil profesional de nuestros egresados, hemos firmado acuerdos con importantes organismos del Estado como el MSP y el MEC. La Facultad de Ciencias, desde Decanato, ha dado un gran apoyo a la asociación en estos logros. Nuestras principales ambiciones a futuro son alcanzar mayor y mejor integración, inserción, capacitación y representación como profesionales de la ciencia. Esto implica lograr conocernos a nosotros mismos y como partícipes de la sociedad, potenciar nuestras competencias y habilidades en un mercado laboral siempre cambiante, aumentar las posibilidades laborales y lograr que nuestros reclamos u opiniones sean escuchados. A modo de ejemplo, los laudos profesionales son un tema muy importante si queremos reivindicarnos como profesionales e implica tanto aprender a valorarnos como hacernos valorar.

¿Qué acciones tienen planificadas para 2015?

Dentro de las metas planteadas para el 2015, nos propusimos: definir los perfiles profesionales de las carreras de Facultad de Ciencias (muchos de los cuales están pobremente descriptos), profundizar los acuerdos logrados con el MSP y el MEC, y alcanzar nuevos convenios con otros organismos y empresas, conseguir beneficios sociales para los afiliados, co-organizar la 2da Feria de Empleo 2015 de Facultad de Ciencias y crear una bolsa de trabajo y plantilla de profesionales online en conjunto con la Facultad.

Fuente: PRO Universitario