Advierten que buques chinos en Rocha podrían hacer desaparecer especies!

El activista Rodrigo García dijo que los buques chinos tienen antecedentes de pesca irregular y “pirata”.

La instalación de una flota de pesqueros chinos en el Puerto de La Paloma podría significar la desaparición de especies como la merluza negra, la anchoíta y hasta caballos de mar o albatros, advirtió el activista Rodrigo García, impulsor de la campaña Oceanosanos.

El anuncio del intendente de Rocha Aníbal Pereyra sobre el interés de empresarios chinos de instalarse en el Puerto de La Paloma para pescar merluza negra y anchoíta, además de instalar una planta de harina de pescado en el lugar.
Para Rodrigo García, responsable también de la Organización para la Conservación de los Cetáceos (OCC), la noticia puede traer aparejadas consecuencias negativas para la biodiversidad en aguas uruguayas. En ese sentido, señaló que los buques de pesca chinos tienen “antecedentes de pesca ilegal y no reportada” en aguas de diferentes países.
Según el activista, el modelo de pesca aplicado por los buques chinos arrasaría con los stocks de pesca de especies como la merluza negra, una especie amenazada pero de alto valor comercial, y de anchoíta, cuya presencia en aguas uruguayas no es abundante. Sin embargo, García sostuvo que puede haber riesgo para especies diferentes a las buscadas originalmente por los barcos: “Hay que ver qué pasa cuando tiren las redes y empiecen a sacar aletas de tiburón o caballitos de mar, que se utilizan mucho en China”.
García también advirtió sobre los problemas que la nueva actividad pesquera puede tener para delfines o aves pelágicas que habitan la zona.
El impulsor de Oceanosanos mantuvo una reunión el lunes con el intendente de Rocha Aníbal Pereyra en la que advirtió sobre los problemas ambientales que puede acarrear el emprendimiento. El jefe departamental respondió que “confía” en la postura que tome al respecto la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (Dinara), dependiente del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).
Sin embargo, para García el problema radica en que el organismo “no tiene la capacidad de controlar la forma en que se pesca” y no podrá evitar que los buques pesquen de forma irregular en las costas rochenses. Como ejemplo de eso, el activista señaló que la organización Global Fishing Watch señaló a Montevideo como el segundo puerto en el mundo en el que se hace más descarga de pesca ilegal.
“Naciones Unidas pidió a Uruguay no otorgar más autorizaciones de pesca hasta que no logre mejorar su sistema de fiscalización”, apuntó García, contraponiendo ese pedido con la actitud de la Dinara. En la misma línea, el activista lamentó que el país “no esté cumpliendo con los compromisos internacionales que firmó para combatir la piratería”.

García aclaró que no busca “cuestionar a las inversiones” sino advertir sobre los riesgos ambientales de la pesca no responsable. También rechazó que la postura de Oceanosanos sea “xenófoba” porque “no nos importa si la pesca pirata es china o anglosajona”.
Fuente: MontevideoPortal 16.05.2017

Anuncios