Archive for the ‘Crisis de la Pesca -Uruguay’ Category

Cuidar biodiversidad en alta mar; Uruguay estudia proteger sus zonas marinas y la Antártida.

08/09/2019

Alta mar no le pertenece a ningún país, por lo tanto la responsabilidad de cuidarla es de todos. Así quedó establecido en 1982 en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. Por allí pasan peces migratorios que se pescan en un punto del planeta, pero nacen en otro, y hay microorganismos que las empresas ahora usan tras años de investigación para resolver los más diversos problemas e incluirlos en productos hasta cosméticos y medicamentos. Pero en alta mar también hay problemas, hay pesca que ocurre con escasos controles, hay contaminación por plástico y hay áreas de valiosa biodiversidad que muchos entienden deberían ser protegidas. De la negociación de 1982 surgió un acuerdo vigente hasta hoy y también quedó establecida una cuenta pendiente: la necesidad de contar con un acuerdo específicamente para el tema alta mar. Las décadas pasaron y finalmente en 2018 se dio el primer paso. Ocurrió la primera reunión que abrió camino a una nueva etapa, la negociación en el marco de la Organización de Naciones Unidas (ONU) por un tratado sobre alta mar y sus recursos genéticos marinos. Las negociaciones tienen lugar en la Conferencia Intergubernamental sobre Biodiversidad Marina de las Naciones Unidas sobre Áreas más allá de la Jurisdicción Nacional en Nueva York (comúnmente conocida como BBNJ). La última fue en abril y la agenda trazada resulta ambiciosa para muchos. En solo cuatro sesiones, para 2020 se pretende contar con un documento final y vinculante. La importancia de estas negociaciones es “su naturaleza vinculante” y el plazo es “ambicioso”, dijo a Búsqueda Carlos Mazal, miembro titular del Centro Uruguayo de Relaciones Internacionales (Curi) y exdirector para América Latina de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual. Otros intentos antes han tratado temas como los que aquí se discuten, pero resultaron en recomendaciones y propuestas voluntarias. Estas negociaciones no son un hecho aislado, vienen impulsadas por la necesidad de llenar huecos en varias áreas de la política internacional. Por ejemplo, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU en su Objetivo 14 tratan sobre la “vida bajo el mar”.

Áreas protegidas

Durante la última reunión se avanzó en definir los puntos que se estarán abordando en la negociación y ahora se espera surja la primera propuesta borrador. El proceso está siendo llevado adelante con una “gran influencia” de las organizaciones no gubernamentales (ONG) más poderosas como World Wildlife Fund (WWF) y Conservation International, entre otros, comentó Mazal, quien disertó sobre innovación tecnológica y desarrollo sustentable de recursos oceánicos a fines de marzo en la Facultad de Derecho de la Universidad de la República. El rol de las ONG está siendo enfático y han logrado un papel más protagónico que en negociaciones anteriores. En torno a esta negociación sobre alta mar y recursos genéticos, se dan algunas posturas radicales. Por ejemplo, un grupo de grandes ONG insisten en cerrar los océanos. La intención es prohibir la pesca e incluso el turismo. Naciones Unidas sugirió un 10% de áreas marinas protegidas y las ONG plantean 30%. ¿Las áreas protegidas permitirán una pesca controlada o estarán cerradas a toda actividad pesquera? Hay muchos temas a resolver. “Conservar quiere decir no gastar, no tirar, no quiere decir no tocar”, planteó Mazal en Facultad de Derecho. Las áreas protegidas son uno de los temas que interesan a Uruguay, que si bien negocia dentro del grupo G77+China, tiene algunos “objetivos particulares”, dijo a Búsqueda Jorge Rucks, subsecretario del Ministerio de Vivenda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente. “Una particularidad de Uruguay” es la “necesidad de generar áreas protegidas tanto en la plataforma marina como en la Antártida”, destacó Rucks. El gobierno está trabajando para identificar qué áreas requieren protección y además está destinando esfuerzos a analizar el ordenamiento de las actividades marinas con el objetivo de “compatibilizar las distintas actividades que se dan en la zona”, informó el subsecretario. Es que Uruguay tiene una “proyección antártica” que quiere enfatizar a la “gestión antártica” como un foco de trabajo en el cuidado de la biodiversidad marina, agregó Rucks.

Pesca ilegal

En alta mar ocurren entre el 10% y el 20% de las capturas (pesca), todo el resto se registra dentro de las aguas próximas a la costa, que corresponden a los países. “Alta mar no es de nadie, es lo que se acordó en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (1982), pero hay una obligación de cooperar acordada. Hay que cuidarla. Si bien no hay mucha pesca, es importante porque muchas especies son migratorias”, destacó Mazal. Por ejemplo, el pez jurel se pesca en Chile pero llega desde Nueva Zelanda. Cuidarlo solo en la estrecha franja que le corresponde a estos dos países no es suficiente.La sobreexplotación es un problema porque no vela por el cuidado de los recursos a futuro y va en contra de un desarrollo sostenible. Es otro de los temas sensibles que sobrevuelan al hablar de alta mar. Con la negociación “se busca ordenar lo que va a pasar en alta mar y atacar la pesca ilegal es uno de los objetivos casi escondidos”, opinó Mazal. “Con la sobreexplotación, en gran parte por la pesca ilegal, hay que ser duros, hay que buscar una manera a través de la tecnología de rastrearlos, monitorearlos y encontrarlos”, dijo el miembro del Curi. Los señalados como principales culpables son unos pocos países: China, Taiwán, Corea, Rusia y Japón. El tema también es el control. Durante la negociación los países en desarrollo ya han planteado la necesidad de contar con apoyo económico. El control es uno de los puntos que preocupa a Uruguay que recientemente amplió su territorio marino. La extensión es “un logro enorme” para Uruguay y ahora un desafío porque al país se le “concedió en la medida que podamos también cuidarlo y hacer investigación. Hay que tener posibilidad de fiscalizar esa zona”, planteó Mazal. “Hemos ampliado la soberanía sobre la plataforma continental marina, por lo tanto Uruguay tiene compromisos previos, acuerdos con Argentina como el Tratado del Río de la Plata y Frente Marítimo y la preocupación de defender los recursos marinos en la plataforma continental. Es claro que tener apoyos en el marco internacional para el control y el manejo de las especies de la biodiversidad marina es un tema central y fundamental”, señaló Rucks. Además, compartir un área binacional requiere negociación conjunta. Por otra parte, la transferencia tecnológica y la propiedad intelectual son “temas espinosos en cada negociación”, planteó Mazal. En la ronda de negociaciones de abril ambas cuestiones fueron debatidas aunque aún no hubo avances significativos. Los océanos son fuente de nuevos productos farmacéuticos y de minerales necesarios para la industria. La empresa alemana Basf tiene 5.000 patentes de genes marinos provenientes de especies de microbios, peces y hasta de una ballena. Dow Chemical, Bayer y Monsanto reúnen otro grupo, aunque menor. Fuente: https://www.busqueda.com.uy

Anuncios

¿Cuánto plástico comiste hoy? Informe del Fondo Mundial para la Naturaleza hace estimación sobre la ingesta semanal de plástico de los humanos en alimentos y bebidas.

05/07/2019


La información aportada en el contexto del informe es tan alarmante como tristemente.
(more…)

Chinos frenan proyecto de megapuerto en Uruguay

23/06/2019


La empresa pesquera china que pretendía construir un megapuerto en Uruguay para asistir a la flota china que compite en el Atlántico suroeste con los buques gallegos ha decidido no llevar a cabo el proyecto. (more…)

Pesca ilegal: acuerdo internacional crea fondo para países en desarrollo

23/06/2019

Uruguay es otro ejemplo de la falta de implementación. Fue uno de los primeros países en ratificar el acuerdo, pero aún no lo pone en práctica. Y es más, en 2017 Montevideo fue elegido como el segundo puerto del mundo para la descarga de pesca ilegal.
(more…)

El puerto de Montevideo y el Atlántico sur chino!!!!

18/04/2019

Ahora, el presidente Tabaré Vázquez y sus ministros dictaron el 11 de febrero de 2019 el Decreto 54/19, por el que se amplió el Puerto de Montevideo a «las superficies de aguas y álveos entre la Punta Yeguas con la Punta Pedregal y ésta con la Punta Canario y las costas correspondientes entre ambas líneas», que de concretarse la instalación de un nuevo puerto se estaría violando el Art. 85º inciso 9º (habilitar los puertos) que la Constitución Nacional reserva al Congreso Nacional.
(more…)

El timo del sushi que comes: no es el pescado que te dan

20/03/2017


Los estudios revelan que en ocasiones las especies que se anuncian no son realmente las que se sirven, un fraude que afecta también a otros productos del mar.
¿Apetece un poco de sushi? El pescado crudo al estilo japonés se despacha hoy en innumerables restaurantes y tiendas de alimentación. Sus muchos adeptos pueden elegir entre distintos modos de preparación y diversos tipos de materia prima, como varias especies de atún, jureles, salmón, pargo rojo o fletán. Pero ¿podemos estar seguros de que el pez que comemos es realmente el que debería ser?

Posiblemente algunos pensarán que su fino paladar lo detectaría de no ser así. Pero tal vez se equivoquen, dado que este caso es mucho más frecuente de lo que podríamos sospechar. La última prueba de ello acaba de publicarse en la revista Conservation Biology y es fruto del trabajo de un equipo de investigadores de las Universidades de California en Los Ángeles (UCLA), de California en Santa Bárbara y de Loyola Marymount, todas en EEUU.

El estudio es uno de los más completos elaborados hasta la fecha, ya que en lugar de tomar muestras de forma puntual, los autores llevaron a cabo un seguimiento durante cuatro años, de 2012 a 2015, en 26 restaurantes y tres tiendas de alimentación de alta gama del área de Los Ángeles. En total reunieron 364 muestras de sushi de diez variedades de pescado diferentes. Para el proceso de toma de muestras, contaron con la ayuda de casi 300 estudiantes de biología marina de la UCLA.

Los estudiantes debían acudir a los establecimientos elegidos, pedir una ración de sushi, recoger una pequeña muestra con unas pinzas y conservarla en un vial para su examen posterior en el laboratorio. Para analizar las muestras se empleó la técnica llamada DNA Barcoding, o código de barras de ADN, un procedimiento muy utilizado actualmente para la identificación de especies que consiste en leer un gen mitocondrial (los situados fuera del núcleo de la célula y de los que existen múltiples copias), habitualmente el de una molécula llamada subunidad 1 de la citocromo c oxidasa (COI). La secuencia de la COI permite diferenciar las especies entre sí.
Ni rastro de pargo rojo y fletán

Los resultados del estudio son sorprendentes: el 47% de las muestras de los restaurantes y el 42% de las de los comercios contenían un pescado diferente al anunciado. El fraude afecta a todos los establecimientos, pero no a todas las especies por igual: mientras que el salmón y la caballa o el verdel (en inglés mackerel, género Scomber) eran auténticos en una mayoría de casos, pero no en todos, los errores eran más frecuentes en el jurel japonés o hamachi (yellowtail, género Seriola) y el atún de aleta amarilla (yellowfin tuna, Thunnus albacares). Sólo el atún rojo cumplió en el cien por cien de los casos. Curiosamente, en el otro extremo quedaron el pargo rojo (red snapper, Lutjanus campechanus) y el fletán (halibut, género Hippoglossus): ni una sola de estas muestras era realmente pargo rojo o fletán.

Tampoco todos los engaños son igual de graves. De las 48 muestras de atún, todas excepto una contenían atún, pero de una especie diferente a la anunciada. Más alarmante es el caso del pargo rojo y el fletán: las muestras correspondían a varias especies de lenguados, entre ellas el lenguado japonés (Paralichthys olivaceus), que según el estudio ha causado “brotes descontrolados de gastroenteritis en Japón” por la presencia de un parásito.

Los autores destacan también que la sustitución de una especie por otra puede introducir pescados con mayores niveles de sustancias tóxicas como el mercurio. Pero además del fraude al consumidor y de los posibles riesgos para la salud, el estudio subraya una tercera consecuencia, y es la posibilidad de que las preparaciones de sushi incluyan especies sobreexplotadas o amenazadas, burlando las regulaciones que tratan de conservar la buena salud de las pesquerías.

El resumen del director del estudio, Paul Barber, es que “la mitad de lo que compramos no es lo que pensamos”. Y por si alguien piensa que esto sólo afecta a los habitantes de Los Ángeles, que abandone la idea. Aunque el estudio no investiga en qué momento de la cadena de distribución se introduce el error, Barber y sus colaboradores sospechan que al menos en ciertos casos es deliberado; pero que los culpables no están en los restaurantes o tiendas, sino tal vez en origen, antes de la exportación del pescado a muchos países del mundo.

De hecho, los autores han reunido también datos de estudios previos en diversos países que apuntan hacia un problema generalizado, aunque las tasas de fraude detectadas en Europa suelen ser menores que en EEUU. “Podría ser que el número de especies que pueden venderse bajo distintos nombres específicos de mercado sea mayor en la Unión Europea que en EEUU, o que en Europa los controles de importación o de cadena de custodia sean mayores”, apunta Barber a EL ESPAÑOL.

Sin embargo, los datos varían mucho de unos estudios a otros: en Europa, una investigación encontró niveles de fraude con la identificación del pescado en torno al 5% en varios países, pero en Irlanda se han detectado errores hasta del 25%, y en Italia de hasta el 77%. El autor principal del estudio, Demian Willette, señala a EL ESPAÑOL que para poder comparar unos estudios con otros se necesitaría “un esfuerzo coordinado para tomar muestras de los mismos pescados, de la misma manera, a lo largo del mismo período durante varios años”.
Gato por liebre, en versión marina

En España ya existen investigaciones sobre la autenticidad de algunos alimentos marinos. Por ejemplo, un estudio publicado el pasado julio por la Universidad de Oviedo revelaba que el 15,2% de los crustáceos (como los langostinos) y moluscos (como la sepia) analizados eran en realidad otro animal diferente, en algunos casos especies que no deberían consumirse por la escasez de sus poblaciones. Otro estudio detectó un 20% de errores en el etiquetado de 11 especies de merluzas.

Este último caso ilustra uno de los problemas más complicados de resolver: tener la seguridad de que no nos dan gato por liebre cuando el pescado se presenta en filetes u otras preparaciones procesadas que no nos permiten observar directamente el animal de partida. Esto mismo ocurre con el sushi y el sashimi, pero también con otros productos como el surimi, esas barritas de pescado tan populares en ensaladas y guisos.

Los expertos como Barber y Willette concluyen que el nivel de fraude podría reducirse con regulaciones más estrictas y una mayor vigilancia. Pero hay otra posibilidad que tal vez algún día nos ofrezca un mayor control a los consumidores sobre lo que compramos y comemos. Varios investigadores trabajan en el desarrollo de aparatos portátiles de DNA Barcoding que puedan utilizarse para comprobar in situ si lo que se anuncia es lo que se vende. “No tengo ninguna duda de que estos aparatos llegarán”, afirma Barber.

Willette apunta que “a corto plazo, este tipo de tecnología puede llegar primero a las agencias y departamentos encargados de vigilar nuestra comida, y tal vez a los proveedores de alimentos”. Pero añade que después podríamos tenerla en nuestros bolsillos: “quizá como un dispositivo adicional y una app para el teléfono móvil; ésta sería una poderosa herramienta para el consumidor”.
Fuente: http://www.elespanol.com/

“Océanos”. La irresponsabilidad humana.

26/12/2016

irresponsabilidad-humana

ESPACIO COSTERO y MARINO (invitación).

19/10/2016

Imprimir

DIALOGO SOCIAL 2016: “URUGUAY HACIA EL FUTURO”

BLOQUE 3 – Políticas Transversales | MESA 9 – Cambio Climático y Medio Ambiente

“Algunos aspectos ambientales estratégicos para el Uruguay del 2030 en escenarios de cambio climático”

Sesiones Temáticas

SESIÓN 1.Jueves 27 de octubre ESPACIO COSTERO y  MARINO

La Sesión está directamente alineada con el Objetivo 14 de Desarrollo Sustentable propuesto por Naciones Unidas para el 2030: Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.
De la convocatoria a la sociedad civil surgieron 5 propuestas relacionadas con la gestión del espacio costero y marino uruguayo. Todas incluyen dentro de su justificación la reciente extensión de la plataforma continental marina, lo que refleja un interés y preocupación genuina de la sociedad por la temática.
Este interés sugiere un punto de inflexión en una sociedad que tradicionalmente le ha prestado poca atención a su , a pesar de que estos espacios poseen vastos recursos alimentarios (peces, moluscos, plancton, entre otros) y recursos energéticos (vientos, mareas, corrientes, entre otros) estratégicos para el desarrollo sustentable del país.
El aumento del nivel del mar –lento pero inexorable – y su impacto en la zona costera es una de las inquietudes paradigmáticas en relación a la adaptación al cambio climático y también nos direcciona en este sentido.
La zona costera alberga un porcentaje muy amplio de la población yconcentra actividad económica, fundamentalmente en servicios y turismo. Es, además, una zona particularmente vulnerable y compleja porque se interrelacionan allí aspectos biofísicos, sociales e institucionales.
En virtud de ello ha surgido la noción de gestión integrada de la zona costera como una herramienta clave para la adaptación al cambio climático y la sustentabilidad de estos ecosistemas
Frente a esta realidad se proponen las siguientes preguntas para abordar la temática:

  • ¿Qué caminos podemos transitar en Uruguay para articular los intereses públicos y privados para manejar de la manera más sustentable posible los recursos costeros de los cuales muchas personas dependen tanto como fuente de ingreso, como espacio de recreación y como provisión de servicios ecosistémicos?
  • ¿Qué elementos considera más importante a proteger en la costa?
  • ¿Cuáles son las tres acciones prioritarias para la gestión del espacio costero y marino para 2030?
  • ¿Quiénes deberían llevarlas adelante, cuenta Uruguay con la institucionalidad adecuada?
  • ¿Cuenta el país con la normativa adecuada para la gestión del espacio costero y marino?
  • ¿Cómo se incorpora el cambio climático, en particular el aumento del nivel del mar, en el manejo de la zona costera?
  • ¿Cuáles son las claves para la gestión de los recursos hídricos del Uruguay del 2030?

SESIÓN 2.- Jueves10 de noviembre – RESIDUOS

El tema de los residuos sólidos es  unalas problemáticas ambientales más visiblesen el ámbito urbano e intrínsecamente ligada a la vida cotidiana de los ciudadanos.
Si bien la gestión integral de residuos requiere de acciones en un amplio espectro de instancias de decisión, muchas de ellas de carácter global, nacional y referidas a las formas de producción, distribución y consumo de bienes y serviciosque el ciudadano medio puede percibir alejadas, otras tantas son más cercanas y refieren a hábitos de consumo y manejo de residuos a escala personal, familiar y barrial.Es en esas escalas donde algunos de los impactos y las relaciones de causalidad son  percibidos por la población en general.
Como tantas otras problemáticas ambientales,  no pueden disociarse de las relaciones sociales y económicas en las que se desarrollan. En este sentido, el impacto de una política y una gestión deficiente de los residuos es mayor, en términos generales, en poblaciones socialmente vulnerables,por ello es imprescindible considerar de forma integral esta vinculación a la hora de buscar soluciones.
Los siguientes cuestionamientos pueden ayudar a pensar en el tema:

  • ¿Qué instrumentos se deben desarrollar para promover el concepto y poner en práctica la responsabilidad compartida en el trayecto de los productos que generan residuos?
  • ¿Cómo imaginamos el futuro del envasado de productos de consumo cotidiano a 2030/50 y cómo llegamos a esa realidad?
  • ¿Cuál es el rol relativo y cómo mejor se articula la sociedad civil, los gobiernos locales y nacionales en la gestión integral de residuos?
  • ¿Qué puede hacer la sociedad civil organizada, en particular en promover una menor generación de residuos, reuso y reciclaje?
  • ¿Qué deberían hacer los diversos actores políticos y autoridades para colaborar en su implementación efectiva?
  • ¿Tienen un rol los clasificadores en un sistema integral de gestión de residuos deseable. ¿Si es así como se viabiliza su promoción social?

SESIÓN 3.- Jueves10 de noviembre – DESARROLLO DE CAPACIDADES

El cuidado del ambiente y la gestión de los recursos naturales requieren de información,del desarrollo continuo de conocimiento y de la traducción del mismo para informar la tomade decisiones y la elaboración de políticas climáticamente inteligentes. Es por tanto necesario contar una estrategia que permita desarrollar dichas capacidades.
Además de las políticas nacionales, es necesario crecer en una cultura ambiental que por un lado exija y respalde las decisiones políticas para el cuidado del ambiente y por otro promueva y genere la participación responsable de la sociedad civil y la ciudadanía en general en las medidas que se tomen.

¿Cuáles son nuestras principales brechas de información ambiental que debemos atender con mayor prioridad?

¿Qué mecanismos podemos generar para financiar el monitoreo ambiental necesario?

¿Qué incentivos debemos generar para promover un mayor conocimiento de nuestros recursos naturales?

¿Cómo promovemos una cultura general del cuidado del ambiente?

¿Cómo debería ser la educación ambiental que reciben nuestros niños, niñas y adolescentes?

¿Cómo podemos promover el desarrollo de las capacidades científico-tecnológicasy educativas para el desarrollo sostenible en Uruguay?

¿En qué debe aspecto debemos cambiar nuestra educación superior para promover profesionales capaces de abordar los complejos problemas socio-ambientales?

SESIÓN 4.- Jueves24 de noviembre– CAMBIO CLIMÁTICO: EFECTOS Y ADAPTACIÓN

El cambio climático es una realidad que ya está modificando el sistema biofísico, condicionando el quehacer humano y amenazando la sostenibilidad del desarrollo. La comunidad internacional está llegando a acuerdos sobre la necesidad de mitigar el impacto de las actividades humanas sobre el ambiente global, en particular reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero.
Dichos acuerdos irán modificando las reglas de juego globales que necesariamente condicionarán nuestra relación con el mundo.
Independientemente del éxito de las acciones de mitigación mencionadas, el cambio climático ya se está manifestando y lo seguirá haciendo en formas más o menos evidentes o sutiles. Es imprescindible encaminar un esfuerzo de adaptación a escenarios siempre inciertos para reducir nuestra vulnerabilidad al impacto de la variabilidad y el cambio climático.
Se proponen las preguntas que siguen para fomentar el intercambio de ideas:

  • ¿Cómo introducimos la mirada de largo plazo que requiere el cambio climático en nuestras políticas y decisiones?
  • ¿Qué medidas se deberían tomar ahora para promover el desarrollo de ciudades mejor adaptadas al cambio climático?
  • Frente a un futuro incierto, es necesario evaluar medidas y proyectos que ponderen beneficios presentes con inciertos costos futuros, ¿cómo desarrollamos como sociedad criterios de consenso al respecto?
  • ¿Qué camino se podría seguir para introducir el tema de cambio climático en la agenda de debate público de modo de construir acuerdos nacionales con apoyo de la población que respalden una política de Estado?
  • ¿Cómo logramos la necesaria coordinación intersectorial que las políticas y acciones de adaptación y mitigación al cambio climático requieren?
  • ¿Es necesaria una coordinación o continuidad de las políticas a diferentes niveles, nacional, regional, local, o cada escala debería buscar su desarrollo propio?
  • ¿Cuáles serían los ámbitos de coordinación pertinentes entre los diferentes actores y la ciudadanía?

Preocupación por el Futuro de la Merluza

23/06/2014

Sebastian Lopez Klarin  Dr. Sebastián Lopez Klarian

CRECE LA PREOCUPACIÓN POR EL FUTURO DE LA MERLUZA

Desde el año 2003 la especie pelágica ha tenido un notable descenso en sus capturas, registrándose el mínimo histórico en el año 2005. Hoy en día la situación está lejos de mejorar y las cifras sugieren un agotamiento del stock pesquero.

Un investigador del Laboratorio de Biología Marina de la Universidad Andrés Bello (UNAB-Chile) alertó sobre el riesgo de que las reservas de merluza común (Merluccius gayi gayi) estén camino a su agotamiento a causa de una explotación excesiva.-“Una señal de esta situación es que cada vez es más usual encontrar en las pescaderías ejemplares más pequeños de merluzas”, dijo con preocupación el científico Sebastián López.

-“Hace 50 años, la gente podía comprar una merluza de un tamaño de 70 centímetros, luego, hace 20 años, podíamos comprar en el supermercado merluzas de 50 a 60 cm; y hoy podemos ver merluzas de 30 cm o menos”, precisó el investigador.-López explicó que esto se produce porque cada vez las pesqueras están capturando ejemplares más jóvenes, los cuales incluso no alcanzan a llegar a su madurez sexual, informó el diario La Nación.”Por este motivo, no alcanzan a dejar descendencia para sostener las poblaciones futuras”, advirtió. Según López, otra consecuencia indirecta de la captura excesiva del recurso es que está cambiando sus patrones de alimentación y esto repercute en la calidad de la producción de huevos, entre otras cosas.

-“Personalmente, podemos y deberíamos empezar hablar de un agotamiento del stock pesquero de merluza común”, aseveró.-La pesca industrial de merluza a gran escala tiene mucho que ver con esto, por sus métodos de pesca y la gran capacidad de almacenaje en las bodegas de los barcos. –López sostiene que se podría encarar el manejo de la merluza común desde una perspectiva ecosistémica, con el fin de evitar su desaparición.
— “Hace 10 o 20 años, los países desarrollados comenzaron programas de este tipo con mucho éxito y ya han recuperado varias de sus poblaciones explotadas”, observó.-Por otro lado, los pescadores artesanales de la región del Maule, en la zona central de Chile, han pedido al gobierno que les aumente su cuota de pesca y disminuya la de la flota industrial, para evitar una crisis socioeconómica y el colapso de la pesquería.-La fracción industrial recibió este año una cuota de 11.116 toneladas de merluza, un 60% más que la asignada al sector artesanal.-El representante de administración pesquera de Sernapesca, Manuel Ibarra, admitió que la depredación de la merluza común ha impedido su reproducción en el litoral centro-sur del país.-“Hay una preocupación respecto de la pesquería de la merluza común, claramente tiene un problema serio de sustentabilidad para toda la macrozona en que este recurso está presente”, señaló, según informó Cooperativa.cl.  Fuente: http://www.fis.com

Pesca de Arrastre. Aniquilación Silencionsa. Por el Dr. Marcos Sommer

Proteger la biodiversidad y conocer su entorno es como hacer una póliza de seguro. Cuanto mayor sea la diversidad, mayores son los medios con los que contamos para hacer frente a las evoluciones naturales a largo plazo, como el cambio climático, o a corto plazo, como las catástrofes. La captura excesiva de depredadores simplifica los ecosistemas. En la actualidad estamos comprobando que cada vez hay más invertebrados como los camarones y los calamares. La biodiversidad también es un bien común, ya que la mar pertenece a los ciudadanos, a los peces, a los aficionados a la navegación etc. Tenemos la obligación de protegerla para las generaciones futuras. La pesca tampoco puede aislarse del resto, ya que depende del clima y de los fondos marinos. La protección de la biodiversidad no exige un cambio radical, sino muchas pequeñas acciones en diversas direcciones.

Por último la ciudadania en general debe entender que tiene una gran función que desmpeñar en la protección de la biodiversidad, de la cual además él forma parte inegrante. Se trata de su actitud frente a la naturaleza, de sus preferencias a la hora de decidir su consumo, y de su modo de vida, que tienen una influencia importante en la evolución a largo plazo de los ecosistemas. En definitiva, son los actos de miles de millones de personas los que van a decidir si se logra conservar o no la biodiversidad.

El fondo del océano está lleno de cicatrices, algo muy preocupante, ya que es ahí donde muchas especies viven y se reproducen.
La humanidad saquea su futuro.

¿Sabías que el plástico transfiere toxinas al pescado de tu sushi?

24/04/2014

Rochmann   Dr.  Chelsea M. Rochman
Ingested plastic transfers hazardous chemicals to fish and induces hepatic stress. Chelsea M. Rochman, Eunha Hoh, Tomofumi Kurobe & Swee J. Teh (2013) Scientific Reports 3, Article number: 3263 doi:10.1038/srep03263

¿Sabías que el plástico transfiere toxinas al pescado de tu sushi?

  Chelsea Rochman de la Universidad de San Diego encabezó un estudio que tenía como propósito definir el impacto que la Isla de Basura del Pacífico tiene sobre el pescado que consumimos, los resultados fueron realmente impactantes.

En los últimos años ha surgido mucha evidencia que confirma que los animales marítimos consumen plástico, es casi inevitable pensar en los cadáveres de albatros cuyos estómagos están repletos de basura, pero, se le ha dado poco seguimiento a los peces que consumen basura y que después nosotros comemos.

Según Rochman, que estudió la Isla de Basura, hay muchos pedazos pequeños que los peces pueden confundir con alimentos, esto es particularmente preocupante ya que el plástico absorbe toxinas peligrosas del agua, por ejemplo policlorobifenilos (PCB) y polibromodifenil éteres (PBDE).
http://cen.acs.org/articles/90/web/2012/08/Ocean-Plastics-Soak-Pollutants.html

Para comprender exactamente cuanto afecta a los peces consumir plástico, Rochman y sus compañeros estudiaron al pez-arroz japonés. Los científicos dividieron a los peces en tres grupos: el primero fue alimentado con pequeños pedazos de plásticos que habían sido remojados en agua de la Bahía de San Diego por tres meses, el segundo con pedazos de plástico limpio, y el tercer grupo tuvo una dieta normal y libre de plástico.

Los resultados fueron muy claros: “Estamos completamente seguros de que el plástico funge como un vector que transfiere químicos nocivos a los peces y a nuestra cadena alimenticia”, explica Rochman.

Los peces que habían consumido el plástico remojado en agua contaminada desarrollaban problemas de salud, afectando principalmente el hígado, algunos de los peces incluso desarrollaron tumores. Los químicos de filtraban directamente al cuerpo de los peces.

El estudio es desconcertante porque estos pequeños peces son la base de la alimentación de muchos otros más grandes, por ejemplo del atún, uno de los pescados que más consumimos actualmente.

Rochman explica que “Si estos pequeños peces están comiendo el plástico y están siendo expuestos a estos químicos, y un pez más grande se come a cinco peces pequeños, está comiendo cinco veces la dosis, y luego el siguiente pez, digamos que un atún, se come cinco de esos peces, está consumiendo veinticinco veces esa dosis”.

Dada la enorme contaminación de los mares, es recomendable limitar nuestro consumo de peces grandes, en vez es recomendable consumir peces más pequeños como las sardinas. Fuente: Ecoosfera

cubo investigacionDiez tips para ayudar al océano desde tu casa

Aunque no vivas cerca del mar, te sorprendería saber cómo la mayoría de las cosas que haces y consumes lo afecta. Te ofrecemos diez tips para ayudar a su conservación y regeneración desde tu casa.
Tristemente, el océano es el mayor receptáculo de casi toda la basura del mundo. Es en gran medida por ello, además del calentamiento global y la pesca desmedida, que sus ciclos vitales están colapsando. Pero todos podemos ayudar, aunque no vivamos cerca del mar. A continuación algunos consejos para ayudar a su conservación y crecimiento.

1. Compra alimentos del mar sustentables
Asegúrate que los alimentos marinos que consumes sean sustentables. El programa Monterey Bay Aquarium Seafood es un gran recurso para saber qué especies son las mejores en cada temporada.

2. Minimiza tu basura
Desafortunadamente mucha basura termina en los océanos del mundo, donde potencialmente puede tomar millones de años en desintegrarse. En el Océano Pacífico hay unos bancos gigantes de bolsas de basura, y mientras la basura lentamente se desintegra, los animales se la comen y reducen su posibilidad de procrear, o simplemente mueren.

3. Reduce tu uso de electricidad
Investigadores aseguran que la demanda de energía es una de las partes responsables del cambio climático. Considera contactar a un electricista para instalar aparatos de eficiencia energética; deja tu auto en casa si puedes y busca renovaciones ecológicas para tu casa. Al reducir tu demanda de energía ayudaras a bajar tus gastos y ayudar al medioambiente.

4. Cuida de la playa
Si eres tan suertudo como para vivir cerca del mar, ¿por qué no regalarle algunos días del año? Participa en una limpieza grupal o en un programa de conservación de playas. También puedes simplemente recoger toda la basura que encuentres a tu paso y dejarla en un basurero para que no se la lleve el mar.

5. Compra cosméticos, joyas y demás accesorios que sean amigables con el mar
Aléjate del coral, productos hechos con conchas o caracoles u otros materiales que sean parte de la explotación del océano. En lugar de eso puedes explorar el mundo de opciones recicladas que existen. Ten cuidado con el escualeno, un compuesto orgánico comúnmente derivado de los tiburones, aunque también puede derivarse del aceite de olivo. Y ya que esta en eso, evita los empaques de plástico muy aparatosos: busca envolturas naturales o sustentables.

6. Cuidado con el fertilizante
Cuando cuides tu jardín ten cuidado con los fertilizantes. Si aplicas demasiado, no llegará a tus plantas; llegará a una escorrentía que eventualmente entrará al océano, causando un problema conocido como “contaminación de nutrientes”, que lleva a lo que se conoce como “zonas muertas” en el océano que son lugares repletos de brotes de alga que ahogan cualquier otra clase de vida marina.

7. Ya que estás en eso, considera volver orgánico tu jardín
Si estas usando pesticidas, herbicidas y otros químicos en el jardín, considera un cambio. Esos químicos son malos para el jardín, malos para el ambiente, malos para tus mascotas y malos para ti. Y al igual que los fertilizantes, cuando se van en el agua terminan contaminando los acueductos y llegando al océano. Comprométete a hacer el cambio e investiga todos los productos orgánicos que existen para los mismos efectos que los químicos.

8. Vuélvete no-tóxico en casa
Busca productos de limpieza que no tengan ingredientes tóxicos o ahorra dinero usando productos de cocina como el vinagre para limpiar. Estarás haciendo tu parte en evitar que los químicos se vayan al caño y a los sistemas de agua. Asegúrate que tu plomería esté en buenas condiciones también, especialmente si vives en la costa donde se drena directamente al mar.

9. Si vas de vacaciones al mar, demuéstrale un poco de amor
Trata de visitar los lugares respetuosamente. Y si tienes tiempo, trata de limpiar el océano de basura y monitorear el nacimiento de tortugas para que lleguen a salvo al agua.

10. Tira responsablemente toda la basura peligrosa
Quizá tengas un poco de pintura que te sobró de pintar un cuarto, o baterías viejas, o medicamentos caducos. Asegúrate de recolectarlos responsablemente y tirarlos en los lugares específicos para ellos. Recicla también tus teléfonos y computadoras viejas regalándolas a alguien o regresándolas a la tienda de dispositivos eléctrónicos.