Posts Tagged ‘desarrollo sostenible’

Océanos en Uruguay!

20/07/2019
  • “El océano sólo llega al público con noticias sobre derrame de petróleo o por conflictos derivados de la pesca”.

(more…)

Anuncios

Uruguay sus aguas contaminadas.

06/10/2014
La contaminación de los ríos Uruguay y de la Plata.
Alterta de los expertos.asistencia_tecnicaEstudio reveló 23 especies peligrosas en ríos Uruguay y de la Plata. Las cianobacterias son bacterias que tienen clorofila y utilizan la energía solar para vivir. Así lo hacen desde 2.700 millones de años. Fueron los organismos responsables de crear una atmósfera rica en oxígeno. Pero sin control o sin un plan de monitoreo y de gestión, “ponen en riesgo la calidad del agua potable y la condición del agua para baños y otros usos”, concluyó el proyecto “Algas”, realizado en conjunto entre Latu, Facultad de Ciencias y el Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable tras una inversión de US$ 175.158 en equipos, honorarios y análisis de laboratorio.

Durante dos años y en todas las campañas de monitoreo, incluso en invierno, se detectó la presencia de cianobacterias con genes que predicen la producción de toxinas. En total, se encontraron 82 especies distintas de microcistinas, entre ellas, 23 potencialmente tóxicas, incluso la microcistina-LR, una de las más peligrosas; y al menos siete especies de saxitoxinas.

La microcistina es hepatotóxica: provoca gastroenteritis e intoxicación aguda. La saxitoxina (visible en las mareas rojas) produce un efecto paralizante. Con todo, OSE sigue sin contar con un sistema de diagnóstico temprano.La acumulación fue más notoria frente a las costas de Salto, Carmelo y Fray Bentos, con concentraciones de hasta 1.000 células potencialmente tóxicas por mililitro de agua, una cifra considerada “muy alta”; aunque más dígitos no implican necesariamente más toxicidad. “Se tienen que dar las condiciones ambientales propicias para que se genere la toxina”, explicó a El Observador Diana Míguez, gerente de proyecto por el Latu.También se detectaron cianobacterias en Colonia, Montevideo y Punta del Este.
La presencia en un ambiente oceánico llamó la atención de los investigadores del proyecto “Algas”, ya que no se esperaba hallarlas en una zona con mayor salinidad. Pero frente a estas ciudades opera la descarga de materia orgánica y productos químicos que favorecen el crecimiento excesivo de las cianobacterias. “Si esas células tienen el gen pueden desencadenar floraciones algales nocivas”, dijo.
Monitoreo y riesgos
Lo inédito de este trabajo es que se desarrollaron herramientas para predecir el potencial tóxico de una colonia de cianobacterias y un protocolo de monitoreo para minimizar el riesgo. Esto hubiese advertido el episodio de mal olor y mal sabor que ocurrió en marzo de 2013. “Esperamos que el protocolo de gestión sea implementado. Hace uso de tecnologías más modernas, más fáciles y más rápidas”, apuntó Míguez. Y, además, más baratas.
Se creó un sistema de “aprendizaje automático” que calcula la probabilidad de ocurrencia en base a cuatro parámetros: temperatura, viento, salinidad y turbiedad con una exactitud del 86%. Esto se acompañó con el desarrollo de una técnica para analizar el nivel genético de las cianobacterias y conocer su potencial tóxico.A 18 meses de aquel incidente, OSE sigue sin contar con un sistema de diagnóstico precoz que permita anticipar determinadas condiciones en el agua y así prevenir altas concentraciones de elementos contaminantes.
El retraso se debió a cuestiones jurídicas y su implementación está prevista para principios de 2016. “Le vamos a hacer llegar el informe completo a las autoridades de la Dirección Nacional de Medio Ambiente para someterlo a su consideración”, contó Míguez.


—————————————————————————————————————————————————
Dinama minimiza toxicidad de algas,
(Fuente:
elpais.com.uy. 01/10/14). La Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) realiza un monitoreo continuo de las aguas del río Uruguay y del Río de la Plata, pero desconoce los resultados del monitoreo que llevó a cabo el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (Latu) en los últimos dos años.
Las algas detectadas en los monitoreos de la Dinama no despertaron una alerta mayor, aunque se constataron heridas cutáneas en personas que se vieron expuestas a estas floraciones, que se recrudecen en verano. No son continuas, dijo Milton Reolón, director de la División de la Calidad Ambiental de la Dinama.
Nosotros tenemos un convenio con la Facultad de Ciencias y está trabajando en la detección temprana de la parte de floraciones, explicó.
Según el Latu, durante seis etapas de monitoreo iniciadas en 2012 se detectaron cianobacterias (bacterias productoras de toxinas) y algas que ponen en riesgo la salud de la población.
Tenemos un programa costero de monitoreo en el cual se usa un flotómetro que mide la clorofila, dijo Reolón.
El organismo estaba al tanto de los planes del Latu de elaborar un plan de monitoreo continuo para prevenir las floraciones algales. El Latu busca anticiparse a las floraciones.
El Proyecto Algas, del Latu, la Facultad de Ciencias y el Instituto Clemente Estable, tiene como objetivo elaborar las herramientas para la detección, monitoreo y predicción de floraciones de algas y cianobacterias nocivas en cursos de agua del Uruguay.
El Latu destinó en este proyecto US$ 175.158.
Las conclusiones presentadas ayer afirman que el exceso de nitrógeno y fósforo de las actividades agronómicas, domésticas e industriales del país generaron el crecimiento desmedido de algas y toxinas algales que disminuyen en oxígeno presente en el agua y tienen como consecuencia la mortandad de peces.
Esto, según el informe, puede generar afecciones en el hígado, el sistema nervioso y la piel.
Estos últimos casos ya fueron detectados por la Dinama.
Los responsables del estudio recomiendan, sobre todo, la implementación de un monitoreo continuo para evitar que la situación se transforme en una destrucción irreversible de los recursos naturales del país. Preocupan los vertidos sin tratar de las industria.

Oceanología el trabajo científico de España

26/05/2014

Europa valora muy positivamente el trabajo científico de España en el
desarrollo de las Estrategias Marinas

La Comisión Europea ha hecho públicas sus valoraciones sobre el trabajo de los Estados Miembros en la implementación de las Estrategias Marinas, calificando la actuación de España como la mejor en el área del Mediterráneo y la segunda mejor en el Atlántico. En nuestro país la labor fue realizada por un equipo formado por el Instituto Español de Oceanografía (IEO) –que realizó la parte principal, el CEDEX, que realizó el análisis de presiones e impactos, y el economista ambiental Alejandro Maceira. La financiación y coordinación general corrió a cargo de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar del MAGRAMA.

El informe de la Comisión Europea destaca el gran trabajo que los científicos españoles han realizado en los últimos años para implementar la ambiciosa Directiva Marco sobre la Estrategia Marina, cuyo objetivo es crear un marco comunitario para la gestión sostenible del medio marino. Los documentos presentados por España han recibido la mejor valoración de todos los Estados Miembros para el caso del Mediterráneo y la segunda mejor valoración para el caso del Atlántico, solo por detrás de Reino Unido. El informe destaca, entre otras cosas, el gran esfuerzo de recopilación de toda la información existente sobre el medio marino, las detalladas definiciones realizadas para establecer qué se considerará Buen Estado Ambiental, lo detallados y específicos que son los objetivos ambientales planteados y el hecho de que éstos hayan sido aprobados, además, por Acuerdo de Consejo de Ministros, lo que les otorga un peso legal muy importante.

El IEO y las Estrategias Marinas La Directiva Marco sobre la Estrategia Marina, es el esfuerzo más importante que ha hecho la Unión Europea en cuanto a la conservación y gestión de los mares europeos.
Nacida en 2002 y concretada con una directiva de la Comisión Europea en 2008, la Estrategia Marina pretende avanzar hacia una política europea capaz de integrar todas El IEO y las Estrategias Marinas La Directiva Marco sobre la Estrategia Marina, es el esfuerzo más importante que ha hecho la Unión Europea en cuanto a la conservación y gestión de los mares europeos. Nacida en 2002 y concretada con una directiva de la Comisión Europea en 2008, la Estrategia Marina pretende avanzar hacia una política
europea capaz de integrar todas 2 las políticas sectoriales y nacionales relacionadas con el mar. Además, la Estrategia establece el año 2020 como límite para conseguir un buen estado ambiental del medio marino europeo, al que considera un bien básico de primer orden, económica y socialmente.

La Estrategia Marina tiene instancias de dirección y coordinación de ámbito comunitario, pero su ejecución es responsabilidad de los estados miembros de la UE, correspondiendo en España su aplicación y transposición a la legislación nacional, que se concretó en la Ley 41/2010, de 29 de diciembre, de protección del medio marino, al Ministerio de Agricultura,
Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), el cual encargó al Instituto Español de Oceanografía (IEO) la realización de gran parte del trabajo de la misma en la primera fase de la Estrategia. Dicho trabajo no solo requería una alta calificación científica y un excelente conocimiento del medio marino español, sino de una probada capacidad en la difícil tarea de convertir la información científica existente en instrumentos eficaces de
aplicación práctica, considerando el MAGRAMA que el IEO era la institución más adecuada para realizarlo. De esta manera, el Instituto Español de Oceanografía (IEO) se enfrentó a la tarea de recopilar y analizar toda la información ya existente sobre el medio marino de nuestro país y, a partir de ella, definir lo que se considera un buen estado ambiental del mismo y los parámetros mediante los cuales se debe determinar. El IEO ha realizado un trabajo enorme y de gran importancia nacional e internacional, para el cual ha sido necesario recopilar, valorar y analizar muchísima información dispersa, en la cual no solo existían grandes diferencias en cuanto a cantidad y calidad sino también extensas lagunas, sobre todo en algunos ámbitos. Además, todo esto se ha realizado en un tiempo muy breve en
relación a la magnitud e importancia de la tarea encomendada. El trabajo se inició a finales de 2010 y entre ese año y 2012 –cuando concluyó la primera fase – más de 120 profesionales de alta calificación del IEO se han dedicado a la implementación de las Estrategias Marinas. Ahora, ya terminada la primera etapa de las Estrategias Marinas, estando recopilada, valorada y analizada la información y ya establecidos a escala europea los descriptores de la evaluación del estado del medio marino, el IEO se enfrenta a la ejecución de la segunda fase. Ésta se centra en el diseño y puesta en marcha de los programas de seguimiento destinados a comprobar la eficacia de las medidas correctoras que se apliquen, así como el avance hacia la consecución de un medio marino sano y sostenible en el horizonte temporal de 2020. Para facilitar la coordinación nacional de aplicación de
las estrategias marinas, se ha creado la Comisión Interministerial de Estrategias Marinas (Real Decreto 715/2012, de 20 de abril) que tiene como función coordinar la elaboración, aplicación y seguimiento de la planificación del medio marino. Los documentos sobre

ESTRATEGIAS MARINAS:
EVALUACION INICIAL, BUEN ESTADO AMBIENTAL Y OBJETIVOS AMBIENTALES se
pueden ver en
http://www.magrama.gob.es/es/costas/temas/estrategias-marinas/

Antártida es como una botella inclinada y se le está fundiendo el tapón

25/05/2014

Inst. Antartico Uruguayo  M. Mengel, A. Levermann (2014). Ice plug prevents irreversible discharge from East Antarctica. Nature Climate Change; DOI: 10.1038/NCLIMATE2226

La cuenca Wilkes del este de la Antártida es como una botella inclinada y se le está fundiendo el tapón

Esto se muestra en un estudio publicado en Nature Climate Change por científicos del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK). Los hallazgos se basan en simulaciones por ordenador de la corriente de hielo antártico con datos del perfil del suelo por debajo de la capa de hielo.

La fusión de una zona de hielo concreta en la costa del este de la Antártida podría provocar una descarga de hielo persistente en el océano, que resultaría en un imparable ascenso del nivel del mar durante miles de años, aunque el calentamiento global se detuviera.

Esto se muestra en un estudio publicado en Nature Climate Change por científicos del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK). Los hallazgos se basan en simulaciones por ordenador de la corriente de hielo antártico con datos del perfil del suelo por debajo de la capa de hielo.

“La cuenca Wilkes del este de la Antártida es como una botella inclinada”, dice el autor principal Matthias Mengel, “una vez descorchado, se vaciará”. La cuenca es la región más grande de hielo marino en la tierra rocosa en el este de la Antártida. Actualmente un borde de hielo en la costa mantiene el hielo detrás en su lugar: como un corcho retiene el contenido de una botella.

Mientras que el aire sobre la Antártida se mantiene frío, el calentamiento de los océanos puede causar la pérdida de hielo en la costa. El derretimiento del hielo podría hacer que este relativamente pequeño corcho desaparezca. Una vez perdido, esto daría lugar a un aumento del nivel del mar a largo plazo de 3 a 4 metros. “El aumento total del nivel del mar en última instancia sería hasta 80 veces más grande que la fusión inicial del corcho de hielo”, dice el co -autor Anders Levermann.

“Hasta hace poco, sólo la Antártida Occidental se consideraba inestable, pero ahora sabemos que su diez veces más grande contraparte en la parte oriental también podría estar en riesgo “, dice Levermann, jefe del área del Instituto PIK para la investigación de Estrategias Globales de Adaptación y autor del capítulo de cambios del nivel del mar del último informe de evaluación científica del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, IPCC.

Este informe, publicado a finales de septiembre, proyecta una contribución total de la Antártida al aumento del nivel del mar de hasta 16 centímetros en este siglo. “Si la mitad de esta fusión se produce en la región donde el hielo hace de corcho , a continuación, la descarga comenzará. Probablemente hemos sobrestimado la estabilidad de la Antártida oriental hasta ahora”, dice Levermann .

La fusión provoca una retirada de la línea de conexión a tierra, donde el hielo continental se encuentra con el mar y comienza a flotar. El suelo rocoso bajo el hielo forma un valle interior con una enorme pendiente por debajo del nivel del mar. Cuando la línea de conexión a tierra se aleja de su posición actual a una colina en el valle, el borde del hielo hacia el océano se vuelve más alto que antes. Más hielo es empujado entonces hacia el mar que con el tiempo se desprende y funde. Y cuanto más caliente se vuelve, esto sucede más rápido.

La descarga de hielo completa de la región afectada en el este de la Antártida tomaría en 5.000 y 10.000 años en las simulaciones. Sin embargo, una vez iniciada, la descarga sería lenta pero implacable hasta que toda la cuenca esté vacía, incluso si el calentamiento climático se detiene.

“Esta es la cuestión de fondo aquí”, dice Matthias Mengel. “Al emitir más y más gases de efecto invernadero se podrían desencadenar respuestas ahora que puede que no seamos capaces de detener en el futuro. Esta extensa elevación del nivel del mar podría cambiar la faz del planeta Tierra: ciudades costeras como Mumbai, Tokio o Nueva York son propensas a estar en riesgo”.

La UNESCO lanza un sitio web sobre Acidificación Oceánica

07/04/2014

La UNESCO lanza un sitio web sobre Acidificación Oceánica

Planeta5Unesco 01 de abril 2014: impactos de la acidificación del océano se están produciendo en todo el mundo, desde las islas pequeñas a grandes continentes y desde los trópicos hasta los polos, según las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). La UNESCO y sus socios han puesto en marcha un sitio web que reúne información sobre la acidificación del océano, que también se describe como el “otro problema del dióxido de carbono.”

El océano absorbe 24 millones de toneladas de dióxido de carbono por día, lo que contribuye a una velocidad de acidificación más de diez veces más rápido que en cualquier momento en los últimos 55 millones de años, según la UNESCO. Cuando el océano absorbe el dióxido de carbono que se libera a la atmósfera, las reacciones químicas disminuyen el pH del agua de mar, un proceso conocido como acidificación. La UNESCO también llama la atención sobre un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), “Cambio Climático 2014: Impactos, adaptación y vulnerabilidad”, que pone de relieve que las interacciones entre los conductores, tales como acidificación de los océanos y el calentamiento global, conducen a impactos complejos de ecosistemas y especies.

El sitio web tiene como objetivo sensibilizar sobre los retos de la acidificación del océano entre los científicos, los políticos y el público. Para las autoridades, por ejemplo, pone de relieve el potencial de acidificación de los océanos afectando negativamente a los medios de subsistencia como resultado de daños a los hábitats y recursos marinos. Subraya que los pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID), los países en desarrollo y de los pueblos indígenas del Ártico son muy vulnerables a la acidificación de los océanos debido a la confianza de sus poblaciones de peces y los recursos marinos.

El sitio cuenta con publicaciones, infografías, presentaciones, noticias e información de fondo. Incluye secciones sobre: ​​la acidificación del océano por los números; simposios internacionales; recursos multimedia, incluyendo videos y herramientas educativas; y publicaciones.

Soomer Marcos 90x Dr. Marcos Sommer

La vida en el océano se ha recuperado de numerosos episodios de extinción repentinos gracias a la adaptación y evolución de nuevas especies, pero las escalas de tiempo necesarias para la extinción y la repoblación son de millones de años, no de unos pocos siglos. La acidificación oceánica producida por el hombre está afectando al océano de manera mucho más rápida que el ritmo de recuperación natural de la tierra. La tasa actual de acidificación es 10 veces más rápida que cualquier otra experimentada desde la era de los dinosaurios hace 65 millones de a años (Takahashi et al., 2009). Es un complicado proceso de retroacción entre el presupuesto de carbono del mar y el clima. En el caso del calentamiento por el efecto invernadero, podría disolverse menos CO2 en el océano. La “bomba física” seguirá debilitándose porque por medio del calentamiento del agua y la reducción del contenido de sal producida por el deshielo de los glaciares y de las capas polares, disminuyen la formación de aguas profundas en aguas cercanas a las zonas polares; es decir que el agua superficial se volverá muy caliente y muy liviana para hundirse. Según publicaciones paleooceanograficas, existen incluso evidencias de que extinciones masivas ocurridas en la historia de la Tierra, como la ocurrida hace 251 millones de años, fueron acompañadas de eventos pretéritos de acidificación oceánica, que habría contribuido en causar la mortalidad de especies que no pudieron resistir el cambio. Los estudios de estos períodos del pasado proporcionan información muy valiosa sobre lo que podría ocurrir en el futuro si continuamos empujando la acidificación de los océanos hacia límites todavía más extremos.

El concepto de Desarrollo Sustentable ofrece una mirada distinta en la búsqueda de un desarrollo equilibrado entre economía, sociedad y ambiente. La oceanología tiene mucho que aportar para comprender el pasado y rediseñar el futuro.

Para leer la totalidad de la publicación “Océanos: su acidificación es una amenaza real y grave de nuestra existencia”, Por  Marcos Sommer

Redes de la Oceanología

04/09/2013

Por el Dr. Marcos Sommer (Kiel Alemania).

ENCORA-Hispacosta Europa


HISPACOSTA
Fundador e integrante activo de varias redes de la Oceanología en Europa y Latinoamérica como Marinet y Oceanógrafos Sin Fronteras. Cuenta con una experiencia profesional de veinticuatro años como consultor internacional en diferentes trabajos en la problemática ambiental, primero como investigador en universidades y empresas públicas, para posteriormente pasar a la consultoría ambiental en la planificación, dirección técnica de proyectos y transferencia de tecnología ambiental.

¿Qué te motiva a participar de forma tan activa en la formación de redes?

Para algunas personas las Redes de Internet no son nada, no existen. Para otros son algo peligroso. Y otros las consideran un canal de venta, un sitio para vender más.

El principal uso de las Redes de Internet de la Oceanología está relacionado con el aprendizaje, la creación, la aportación y la búsqueda de información.
Las redes han cambiado la forma en que entendemos la información de la Oceanología. Ahora la información es un flujo en movimiento, como la electricidad: cuando la necesitamos accedemos a ella a través de las redes de Internet.

Las Redes de la Oceanología en Internet son una de las herramientas de este milenio con mayor capacidad de información a distancia que ha traído consigo la tecnología electrónica mundial. Estas redes se han convertido en el medio idóneo para impartir una enseñanza de calidad y de progreso, no sólo para la empresa de hoy en día, sino también para las organizaciones ambientales marinas, educativas o estatales, que desarrollan proyectos de información pública.

Las redes de Internet-aprendizaje en la Oceanología son, sobre todo, un proceso continuo, y como tal, permanente, que agrega –exige un ambiente que capacite a los ciudadanos, políticos, estudiantes y profesores, a desarrollar la postura de quienes se disponen, de forma desinteresada, pero atenta, a aprender. Esto nos lleva a reflexionar sobre el “aprender a aprender en las Redes de la Oceanología”, expresión tantas veces escuchada, cuyo significado aparentemente tautológico, tiene un atributo de método, ya que es en si mismo un proceso. Pero, ¿aprender cuándo? ¡Aprender a lo largo de la vida y de toda la vida! Siempre.

Las redes de Oceanología nos permiten aprender:

– los nuevos conceptos científicos y tecnológicos
– la importancia de una actitud abierta y de permanente aprendizaje
– el significado de ser un agente activo del proceso de aprendizaje frente a los ecosistemas marinos y los cambios climatológicos actuales

Cada vez con más rapidez los conocimientos adquiridos se tornan inútiles y se requiere de su inminente actualización. De forma interrumpida, se incrementa la cantidad de veces que cada persona tendrá que enfrentarse a cambios de trabajo. Y eso, no solamente hoy, ¡sino también a lo largo de toda la vida!

El incremento del conocimiento y su acumulación, como el desarrollo tecnológico que hace obsoleto a los procesos de producción vigentes, exigen el aprendizaje de nuevas técnicas y nuevos métodos que respondan a las exigencias individuales y colectivas del trabajo y de la sociedad.

Por lo tanto, ¡es necesario aprender, de forma continua y permanente, a aprender a través de las Redes de Internet de la Oceanología!

Estamos en un momento de transición en las redes de Internet. Todo ha cambiado en poco tiempo. La primera web es la web de las páginas. Ahora estamos en la etapa de la Web 2.0 o la web de las personas, donde los científicos, ciudadanos, estudiantes, escolares y políticos, suben fotos y videos, participan en blogs y foros.

¿Cómo crees que ha influido la existencia de redes on-line en tu actividad diaria, y en tu campo profesional en general?

Las Redes de Internet me permiten, por primera vez en la educación en el campo de las ciencias marinas, utilizar métodos pedagógicos con los que el estudiante puede aprender más y mejor: ya no se trata de retener grandes cantidades de información, sino de centrarse en los procesos de la dinámica marina en los cuales la información está encuadrada.

Ahora los docentes podemos concentrar nuestro esfuerzo en desarrollar más las capacidades mentales de los estudiantes para “comprender adecuadamente” la información disponible, y “elaborarla creativamente”, produciendo así un nivel superior de razonamiento.

Cada día más centros de enseñanza superior relacionados con la Oceanología están conectados a Internet. Los profesores y los estudiantes utilizamos esta conexión al mundo de diversas formas.

En primer lugar, las redes son una fuente inagotable de: información y datos de primera mano para proyectos de investigación; documentos para uso del profesor en la preparación de sus actividades de enseñanza/aprendizaje; materiales para cualquier nivel educativo preparados por otros profesores; archivos de programaciones y experiencias en proyectos. Estudiantes de universidades a distancia pueden utilizar las redes como medio de comunicación para realizar proyectos en común, intercambiar datos y experiencias, estudiar las diferencias y semejanzas intersectoriales en las diferentes áreas del estudio de países.

Las universidades o institutos aquí en Alemania utilizan la red para romper su aislamiento del mundo. Existen organizaciones como, por ejemplo, Oceanógrafos Sin Fronteras (www.oceanografossinfronteras.org) dedicadas a facilitar el contacto entre estudiantes y profesores de cualquier parte del mundo y a ayudarles en sus actividades telemáticas proporcionando formación, ideas y experiencias anteriores exitosas.

Otro concepto clave actual de gran influencia es el de AULA VIRTUAL -un entorno de enseñanza/aprendizaje basado en un sistema de comunicación mediada por ordenador; un espacio simbólico en el que se produce la interacción entre los participantes.

Se trata de ofrecer a distancia posibilidades de comunicación que sólo existen en un aula real. La metáfora del aula virtual comprende espacios cibernéticos para las clases, la biblioteca, el despacho del profesor para la tutoría, el seminario para actividades en grupos reducidos, el espacio de trabajo cooperativo e incluso la cafetería para la charla relajada entre los alumnos.

Las tecnologías empleadas en diversas experiencias varían en función de los medios disponibles: desde la videoconferencia para algunas clases magistrales, el correo electrónico para la tutoría personalizada, el chat para la comunicación en la coordinación de pequeños grupos o para la charla informal entre estudiantes en el bar, las herramientas de trabajo cooperativo, los servidores de información tipo WWW como bibliotecas de recursos.

La Red-Internet desempeña varios papeles en foros y aulas virtuales: como canal de comunicación multidireccional de la comunidad educativa del campo de las ciencias marinas, como fuente de información de apoyo y como entorno de integración de facilidades y recursos.

La información científica marina disponible en la red puede ser muy útil si los profesores son capaces de identificarla y de facilitar el acceso a los estudiantes. En este sentido es necesaria la creación de redes temáticas que seleccionen y proporcionen acceso a materiales relevantes.

¿Qué servicios crees que se pueden crear o mejorar para que este tipo de redes cubran mejor tus propias actividades o, en general, las de tu campo profesional?

Vivimos en una época en la que los conocimientos y las innovaciones científico-técnicas marinas cambian y se transforman rápidamente. Salvo contadas excepciones, tales avances no son parte de las noticias cotidianas.

El público -esa masa anónima consumidora de los medios de comunicación-, permanece al margen de tales progresos y más aún de la formulación de políticas sobre ciencia y tecnología de la oceanología.

La atención de ese público es atraída, la mayor parte del tiempo, por temas intrascendentes, por debates que no conducen a ninguna parte. De esta manera, los medios manipulan las prioridades del público.

Y todo ello, en un contexto global donde se acepta sin discusión que “el conocimiento es poder”, lo que equivale a decir que aquellos con acceso al conocimiento y las nuevas tecnologías marinas podrán ejercer una influencia mayor sobre quienes no lo tienen.

Resulta muy lamentable que, en plena era de la globalización, aún se escuche de parte de los medios de comunicación argumentos tales como “la ciencia marina no es noticia”, “es aburrida”, “la ciencia marina no vende” o “no le gusta a la gente”.

La inconsistencia de tales argumentos ha quedado demostrada en innumerables ocasiones. Los avances en investigaciones científicas y tecnológicas marinas deberían ser noticia. Las REDES de la OCEANOLOGIA deberían informar sobre dichos avances de forma regular, esforzándose por hacerlos asequibles al público general, para que sean asimilados y se les saque el mejor provecho posible.

Asimismo las redes, deberían fomentar corrientes de opinión en torno a los temas de ciencia y tecnología marina, sus aplicaciones, su vinculación con la realidad y el papel que pueden cumplir en impulsar el desarrollo SOSTENIBLE, la innovación y, por ende, la disminución de las inequidades sociales.

En suma, las nuevas funciones de las Redes de la Oceanología pueden resumirse en:

– Adecuar la información científica a un lenguaje fácilmente comprensible por los periodistas y el público con miras a su difusión. Esta adecuación o “traducción” tiene diversos matices, dependiendo del tipo de público al que va dirigida, el formato del medio y el tipo de información del que se trate. En este sentido, hay que tener presente que no es lo mismo difundir una noticia científica que un contenido científico.

– Asesorar a los científicos de la oceanología en diversos aspectos de comunicación, que van desde la forma correcta de responder a los requerimientos de la prensa, el uso del lenguaje corporal, la transmisión de mensajes, el comportamiento frente a diversos formatos periodísticos hasta la edición de notas de prensa, artículos de opinión y una serie de aspectos puntuales que conlleva la relación con los medios.

– Facilitar las relaciones de los científicos con la prensa.

– Construir nexos entre la entidad científica y el público, y dentro de la misma organización.

– Mejorar la comunicación entre los profesionales de la oceanología y gobiernos, e Identificar posibles áreas o temas de conflicto que eventualmente podrían dañar o perjudicar a ambas partes, o provocar una crisis, y elaborar planes de contingencia para su manejo.

Otras acciones en las que las Redes de la Oceanología deberían concentrarse son:

– Hacer una declaración a favor del acceso abierto a la información erudita, como la BudapestOpen, que edita revistas electrónicas a precios académicos sostenibles.

– Desarrollar una estrategia de difusión de resultados de las investigaciones de la Oceanología, iniciativas y proyectos científicos e, incluso, de las opiniones de sus representantes.

– Crear una Oferta de servidores abiertos donde los autores y grupos de investigación depositen de forma gratuita sus artículos para la consulta de otros científicos.

– Crear consorcios de bibliotecas para comprar conjuntamente revistas electrónicas a precios más estables y sostenibles.

Resumiendo las Redes de la Oceanología debe fomentar espacios de reflexión, corrientes de opinión y debate en torno a los temas de ciencia y tecnología, sus aplicaciones y sus vinculaciones con la realidad. También es importante el rol que pueden cumplir en impulsar el desarrollo, la innovación y, por ende, en la disminución de las inequidades sociales, al colocar en la agenda pública la discusión de políticas nacionales, regionales y locales sobre ciencia y tecnología de la oceanología.

¿Cuáles crees que son las ventajas e inconvenientes de darle una dimensión europea a este tipo de redes?

En este milenio tenemos acceso a un volumen extensísimo de información oceanológica. Mucha de esta información no puede ser canalizada en Europa; no pasa a ser conocimiento.

A no ser que se disponga de una metodología adecuada para extraer de toda la información marina aquello relevante, difícilmente podremos aunar, por ejemplo, acciones emprendidas en los últimos años orientadas a hacer llegar las ventajas del uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones a todas las regiones y ámbitos sociales.

El Consejo Europeo determinó en marzo del 2000 en Lisboa que Europa debería convertirse, en el año 2010, en la economía basada en el conocimiento más competitiva y dinámica del mundo, capaz de un crecimiento económico sostenible con más y mejores empleos y mayor cohesión social.

La acción clave de mejorar la base del conocimiento marino y generar mayor potencial humano de investigación oceanológica, busca como objetivo el llegar a un mejor entendimiento de las principales transformaciones estructurales que se están produciendo en los ecosistemas marinos, a fin de determinar el modo de hacer frente a los cambios y lograr que los ciudadanos participen más activamente en la conformación de su futuro.

En este sentido, sí que resulta importante, y cada vez más, la labor del documentalista y de la gestión de los documentos marinos que pueden encontrarse a través de la red. Y no sólo de los documentos, también de las REDES y portales marinos y de los buscadores que tendrían que ofrecer una adecuada disposición de diseño y contenidos que facilitase la búsqueda. Pero por supuesto, lo que un documentalista no puede hacer es que el destinatario de la información sepa hacer de ella conocimiento. Ése es otro proceso totalmente distinto y que no se improvisa.

Por otro lado, podemos pensar en las múltiples posibilidades que ofrece la educación marina on-line para la igualdad de oportunidades en materia educativa, pero nunca debemos perder de vista que sus planteamientos deben evitar el ensanchar la brecha digital.

Si atendemos a los principios económicos de las teorías del capital humano, según las cuales la formación amplía el «recurso» social que es el individuo, comprobaremos que una mayor formación se traduce, a posteriori, en un incremento de los beneficios económicos del país que la ha potenciado. Desde la optimización de la educación marina, sería interesante aunar intereses y esfuerzos desde el sector público y privado, fomentando la inversión de capital hacia un proyecto que beneficia a unos y a otros en términos generales.

Terminando está charla me permito presentar a la comunidad de Hispacosta y ENCORA una reflexión en voz alta:

La Oceanología avanza más rápido que nunca; los descubrimientos importantes se suceden. Sin embargo, los profesores de las Universidades, por ejemplo, en América Latina, así como los políticos, los ciudadanos o los escolares, ¡tienen dificultades para estar al corriente de los últimos descubrimientos!!!

Para responder a esta contradicción, las Redes de Hispacosta y Oceanógrafos Sin Fronteras, son el primer portal internacional multidisciplinar de habla hispana que tiene como objetivo una enseñanza sostenible e innovadora usando los foros y aulas virtuales como transportador del conocimiento marino para lograr las metas de este milenio.

Es necesario tomar conciencia que las Redes de la Oceanología tiene un papel muy importante en la elaboración de una estrategia de comunicación que supere los recelos y desconfianzas entre científicos y políticos y contribuya a la difusión y popularización de la ciencia de la OCEANOLOGÍA.

Problemática Ambiental Costera

10/07/2013
 
 
Problemática de los Ambientes Costeros. 
 
López R. & Marcomini S. (2011). Problemática de los ambients costeros. Sur de Brasil, Uruguay y Argentina. Editorial Croquis. 1-193pp.El Manejo de Recursos en Zonas Costeras es por definición una actividad interdisciplinaria que está relacionada con el análisis de la forma en que el ser humano utiliza la base de recursos naturales disponibles en las zonas costeras. El estudio de esta rama del conocimiento involucra el entendimiento de las relaciones entre el medio ambiente y el ser humano, identificando la problemática subyacente a esta interacción. El análisis de las redes causales relacionadas con la problemática de los ambientes costeros es una de las principales aproximaciones empleadas en el análisis de esta dupla territorio-ser humano. Para descargarlo entra a la Asociación.
————————————————————————————————————

Ante la inminente audiencia pública por el puente sobre la Laguna Garzón, a realizarse en la ciudad de Rocha, la Sociedad de Arquitectos del Uruguayexpresa su preocupación públicamente.La posible construcción de un vínculo fijo uniendo los departamentos de Maldonado y Rocha sobre la Laguna Garzón en la ruta N° 10, obliga a analizar cuidadosamente los posibles efectos a largo plazo de esa acción, en especial en lo relativo a la preservación de un área de especiales valores ambientales. El Art. 47 de la Constitución, la Ley N° 18.308 y las actuales Directrices del Espacio Costero subrayan la importancia de este tema. Además, Uruguay firmó en 1984 la Convención Ramsar -sobre los Humedales de Importancia Internacional (http://www.ramsar.org/)-, lo que implica una obligación que debe cumplir para no sufrir un desprestigio internacional. Preocupada no solamente por estos compromisos, sino también por la posible afectación de valores ambientales que pertenecen a todos los uruguayos, SAU viene estudiando este tema desde hace muchos años, siempre buscando un diálogo constructivo con los diferentes actores en esta difícil decisión. Así ha llegadol a conclusión que la construcción del citado puente traerá consigo efectos que a largo plazo ocasionarán graves perjuicios al ámbito de esa zona. Por muchas razones las mejores prácticas modernas de desarrollos costeros descartan el fortalecimiento de las rutas de larga distancia bordeando la costa y adoptan el sistema denominado “de peine”, con accesos para las áreas urbanizadas desde vías interiores de distribución. En el caso de los ambientes especialmente valiosos por sus características ambientales como el de las lagunas costeras y los humedales, la adopción de este modelo se torna imperativa. Comisión de Urbanismo. Sociedad de Arquitectos del Uruguay Montevideo,  junio de 2011

Pesca de arrastre. Aniquilación silenciosa.

10/07/2013

Sustentabilidad de las pesquerías de aguas profundas.
Norse et al.  (2012). Marine Policy 36,  307–32

Pesca de arrastre. Aniquilación silenciosa.
Sommer M. (2005). RedVet, Vol.VI, N.4.


10/07/2013

Plastico costa“Una taza de inspiración”.  – Oceanologia 2012
Por el Dr. Marcos Sommer

Denominada basura marina, constituye uno de los más graves problemas de contaminación de nuestros océanos y lo peor de todo es que es imparable. Más del 60% de la basura que llega son plásticos. Ya en el año 2005 el PNUMA (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente), puntualizaba que por kilómetro cuadrado se encontraban unas 13.000 partículas plásticas, bien flotando, bien en el fondo del mar.

Más de 6,4 millones de toneladas de plástico llegan cada año a las profundidades de los océanos.

El plástico puede provocar multitud de daños a la biodiversidad marina como por ejemplo el en mallamiento de tortugas. O por desgracia forman parte de la alimentación de los peces provocándoles en la mayoría de los casos, la muerte por inanición al bloquearles el tracto digestivo. Otro de los problemas es que en los plásticos arrojados al mar, viajan multitud de especies virulentas e invasoras que terminan con la vida de muchas especies marinas.