Dr. Daniel Conde

Entrevista.

Daniel hizo la Licenciatura en Oceanografía Biológica de la Facultad de Ciencias, Montevideo. Realizó también en Uruguay su Doctorado, en el marco del Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas (PEDECIBA-UdelaR), especializándose en ecología acuática, e investigando la influencia del régimen hidrológico y de la radiación solar ultravioleta en la producción de comunidades microalgales en lagunas costeras. Desde 1987 trabaja en la Facultad de Ciencias. Actualmente es Profesor Agregado y Encargado de la Sección Limnología, en donde lidera una línea de investigación en ecología y conservación de lagunas costeras, en un contexto interdisciplinario. Es docente de la Maestría en Ciencias Ambientales, investigador del PEDECIBA y Coordinador de la Maestría en Manejo Costero Integrado.

¿Qué haces en el día a día?
Después de casi 20 años de trabajo en la Universidad, mi rol ha pasado a ser fundamentalmente de coordinación de la investigación, más que de investigador en sí. Una dirección que inexorablemente hay que tomar una vez que uno elige el área. Allí me hice muy amigo de un veterano, capataz de una estancia que participaba de las reuniones, y con quien terminamos trabajando juntos y armando con otra gente la “Asociación de Amigos de la Laguna de Rocha”. Obvio. Era aquel gaucho que me quería carnear 10 años atrás. Por supuesto ninguno reconoció al otro, pero una vez que estaba Tito presente, entre los tres nos dimos cuenta de quién era quién. Como ven, me perdonó.

¿Por qué es importante tu trabajo?
Las temáticas que trabajo creo son necesarias para poder hacer un uso más sustentable de los recursos y los ecosistemas naturales. Para esto, y sin descuidar los aportes técnicos desde las disciplinas, se precisa una aproximación interdisciplinaria, para lo cual las tareas de coordinación son relevantes. Por eso se justifica un poco el cambio de mi perfil, que fue surgiendo casi naturalmente.

¿Por qué elegiste esta temática?
La verdad… quería ser cirujano, pero mi madrina, doctora ella, me convenció que no hiciera Medicina porque era muy sacrificado. Y como en aquella época estaba la serie de Cousteau de moda, me regaló unos libros del tema (para distraerme de la Medicina supongo…) y me entusiasmé con la Oceanografía Biológica. Sin duda ya tenía un interés
hacia los temas de la naturaleza y la vocación surgió sola. Y así terminé siendo Limnólogo, aunque actualmente me siento más bien Ecólogo con especialidad acuática pero a la vez con un interés cada vez más interdisciplinario.

Una anécdota relacionada al trabajo…
Una anécdota relacionada al trabajo…Como podrán imaginar, miles. Sobre todo de las salidas de campo, ambientes propicios para anécdotas si los hay. Ahora me acuerdo de la vez que intentando llegar a la Laguna de Rocha por el medio de campos, porteras y dunas, y a la vuelta, varias horas después, nos estaba esperando un gaucho a caballo con cara de malo para preguntar quién había dejado mal cerrada una portera por donde se habían escapado varios cientos de ovejas que todavía estaban buscando. Había sido yo obviamente. Me salvó Tito, el chofer, que no se cómo lo convenció que no me carneara ahí mismo. En realidad la anécdota en sí surge más de 10 años después, participando con otra gente que vive en el entorno de la laguna de una comisión para elaborar un plan de manejo para Profesor Adjunto. Sus principales líneas de investigación y trabajo son la Ecología de Comunidades y dinámica de poblaciones.


A %d blogueros les gusta esto: